Ensalada de quinoa y remolacha

numero de comensales 1
tiempo de preparacion 5
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)

Elaboración

  • Corta el queso, el tomate y el pepino en cubos. Ralla la remolacha pelada.

  • Abre el vasito de Quinoa y sin calentar, echa en un bol con el resto de ingredientes.

  • Aliña con zumo de limón, aceite y sal. Mezcla y sirve.

    Con unos pocos ingredientes puedes tener listo este plato de ensalada de quinoa y remolacha en cuestión de minutos. Esta receta es perfecta para esos días en los que te apetece comer sano, rico y nutritivo pero sin estar horas en los fogones. Además, es ideal para los días de verano, ya que gracias a que todos sus ingredientes son frescos te darán un sabor refrescante e hidratarán tu cuerpo.

Una experiencia llena de sabor y beneficios

¿Llega el buen tiempo y no sabes qué más platos cocinar sin perder mucho tiempo en el proceso? Olvídate de pasar largas horas en la cocina, esta receta es una opción refrescante y nutritiva de ensalada de quinoa, remolacha y verduras para disfrutar comiendo en muy poco tiempo de elaboración. Solo deberás preparar los ingredientes, pues el resto es pan comido. Al tratarse de una ensalada, ni siquiera es necesario que calientes el Vasito de Quinoa Blanca y Roja Brillante en el microondas, pues puedes consumirlo directamente frío. Este es un alimento de grandes características, 100% natural, sin colorantes ni conservantes, apto para celíacos. Una deliciosa combinación de quinoa blanca y roja con una textura y sabor inigualables para aportar un toque distintivo a cada plato. Del vasito a tu plato, mézclalo con ingredientes a tu gusto o sigue los pasos de la receta que te proponemos. Nunca antes fue tan fácil llevar una dieta equilibrada con una comida tan deliciosa y a la vez baja en calorías como esta.

La quinoa es uno de los alimentos más completos que existen, que no te engañe su pequeño tamaño. Es una gran fuente de fibra, pues posee casi el doble que la mayoría de cereales y semillas. Asimismo, entre otras de sus características, posee una gran capacidad saciante, ayuda a regular el tránsito intestinal y contiene proteínas vegetales, minerales y los aminoácidos esenciales para nuestro organismo, en sus proporciones adecuadas. No dudes en añadir este ingrediente a tu lista de la compra, pues es muy fácil de combinar y te sacará de más de un apuro en tu dieta semanal.

Combina a tu gusto los ingredientes

En este caso, hemos decidido combinar el Vasito de Quinoa Blanca y Roja de Brillante con remolacha fresca, aceitunas negras, queso feta, pepino y tomate. Estos son ingredientes que en su conjunto te resultarán una opción muy refrescante e ideal para el buen tiempo. Perfecta para disfrutarla tanto en la oficina como en casa. Sin embargo, piensa que puedes sustituir cada uno de los ingredientes por otros parecidos según tu gusto, o para aprovechar los elementos que tengas en tu despensa. Si te han sobrado otras verduras de una receta anterior, rescátalas para combinarlas con la quinoa, nunca antes cocinar fue tan fácil.

¿Aún buscas algo más de inspiración para tus vasitos de quinoa? Si te ha gustado esta propuesta, te dejamos con esta otra ensalada de quinoa con aguacate, tomate y gambas. Perfecta para disfrutar tanto en frío como en caliente, que podrás elaborar en cualquier momento durante el día.

Un toque Brillante: las aceitunas negras

Las aceitunas negras es uno de los ingredientes mediterráneos por excelencia. Se trata de un cultivo con más de 7.000 años de historia, puesto que en algunos yacimientos arqueológicos se han encontrado restos de este fruto del olivo. Se dice, de hecho, que ya por el año 3.000 antes de Cristo, en la isla de Creta se llevaba a cabo este cultivo con fines comerciales. 

La aceituna, además de ser un esencial en cualquier mesa, también ha tenido un papel fundamental en ciertas mitologías, desde la egipcia a la griega. Para los egipcios fue la diosa Isis quien les enseñó a cultivar el olivo, mientras que los griegos incluso proclamaron a Atenea como patrona de este árbol, cuyos frutos y hojas utilizaban no solo con fines gastronómicos, sino también medicinales.

En España contamos con gran cantidad de variedades de aceitunas. Y es que este cultivo es una de las señas de identidad de algunas provincias, aunque se cultiva en gran parte de ellas. Y es que España es el primer país productor de aceituna. 

Entre las variedades cultivadas en España podemos encontrar muchas diferencias, aunque probablemente para el paladar inexperto tan solo se distingan dos clases por su color: las aceitunas verdes y las negras. La diferencia entre estos dos colores es ni más ni menos que el punto de maduración. Las aceitunas verdes son aquellas que se cosechan antes de que hayan madurado del todo, mientras que las negras ya son frutos maduros. 

Su sabor es mucho más fuerte cuando las aceitunas están verdes, y generalmente son las que se usan para elaborar el aceite de oliva, tan popular y tradicional en nuestra gastronomía. En cuanto a la carga nutricional de las aceitunas, las de color negro son bastante más energéticas que las de color verde, aunque las dos tienen propiedades que resultan muy beneficiosas para nuestro organismo. 

Por ejemplo, nos aportan gran cantidad de hierro, así como de vitaminas de distintos conjuntos como la A, la C y la E. Todo esto ayuda a nuestras defensas y a nuestro sistema inmunitario, además de proporcionarnos elementos antiinflamatorios. Además, nos proporcionan omega 3 y omega 6, por lo que nos ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares. 

Podemos consumir las aceitunas de muchas maneras. Una de ellas en en ensalada, como en esta ensalada de quinoa y remolacha que te proponemos preparar hoy. Pero además de para uso gastronómico también se pueden usar, por ejemplo, para crear biomasa con sus restos o incluso su hueso puede servir para rellenar cojines de tela para combatir ciertos dolores musculares. ¡Las posibilidades son infinitas!

Ingredientes

  • 1 vasito de Quinoa Brillante
  • ¼ de remolacha fresca
  • 25 g de aceitunas negras
  • 40 g de queso feta
  • ½ pepino pequeño
  • ½ tomate
  • 15 g de aceite de oliva
  • 6 g de zumo de limón
  • Sal

Autor

Brillante Brillante Brillante, te lo pone fácil

También te puede gustar