numero de comensales 4
tiempo de preparacion 35

Elaboración

  • Preparamos todos los ingredientes para elaborar esta receta de arroz a la milanesa.

  • Pelamos y picamos la cebolla y el ajo, rehogamos en la cazuela con aceite de oliva y, cuando se dore, agregamos el azafrán, lo sofreímos a fuego lento para que no se queme y añadimos el tomate rallado, lo dejamos freír.

  • Lo mojamos con el vino y dejamos que se evapore el alcohol.

  • Agregamos el arroz y lo sofreímos unos segundos.

  • Añadimos el caldo, lo rectificamos de sal y dejamos cocinar durante 18 min, pasado este tiempo lo retiramos del fuego.

  • Este debería de estar algo caldoso todavía, le agregamos el queso, lo mezclamos con una cuchara y lo espolvoreamos pimienta.

  • Retiramos del fuego y ya podemos servir nuestra receta de arroz a la milanesa.

¿Aún no has elegido la receta de hoy? Poli Delicious te da la receta clave para triunfar en tus almuerzos, dándole el sabor que necesitas para animarte la jornada. Degusta un increíble arroz a la milanesa, un plato con el que conseguirás trasladarte a la Bella Italia con tan solo una cucharada. ¿Seguimos disfrutando con Sabroz?

Arroz a la milanesa, la cremosidad en tu plato

¿A quién no le gusta descubrir recetas con las que viajar a otras culturas? La gastronomía no solo nos da oportunidades impresionantes de seguir descubriendo sabores, sino que también nos pone a prueba ante nuevos retos con los que seguir disfrutando de nuevas texturas, combinaciones y matices. Nunca digas no a probar cosas nuevas.

La auténtica receta de arroz a la milanesa es, ni más ni menos, que un risotto, uno de los platos más conocidos y apreciados en la cultura italiana. Por sus ingredientes y su textura final obtenemos un cremoso arroz con ese aroma y sabor inconfundible del queso parmesano, un verdadero manjar para los amantes de este producto.

Hay mucha gente que todavía no sabe cómo hacer un arroz a la milanesa cremoso de este estilo y es más fácil de lo que se cree. Un truco que utilizo para explicarlo, es añadir un poco más de caldo que la proporción normal para conseguir un arroz seco. Una vez cocido el arroz, sobrará esa pequeña cantidad de caldo extra, pero que será fundamental para derretir el queso que agregaremos en el proceso final y que nos dará esa textura deliciosa buscada.

La cebolla aquí es fundamental, ya que nos ayuda a conseguir esta textura, puesto que cuando se cocine y casi se deshaga, se fundirá en el conjunto, dejando un delicioso sabor dulce.

  • La importancia del caldo en el arroz a la milanesa

¿Seguimos cocinando? Para esta receta de arroz a la milanesa se puede utilizar cualquier caldo, pero te recomiendo uno de verduras o de ave, porque combinan muy bien con el sabor lácteo y el pronunciado picor del parmesano u otros quesos que puedes utilizar, ya sea de vaca, oveja o cabra. Si quieres que tu arroz quede meloso, ve agregando poco a poco el caldo sin dejar de mover. Te exigirá más atención, pero el resultado es delicioso.

Recuerda que puedes elaborar otros arroces parecidos siguiendo nuestra receta paso a paso, como el risotto de calabaza en Thermomix. ¿Te atreves a descubrir la magia del risotto?

  • Un truco Brillante: ¡el queso parmesano!

Es un verdadero manjar para los amantes del queso, una oportunidad de disfrutar del sabor de Italia en tan solo un bocado. El queso parmesano se encuentra entre los quesos más conocidos de la gastronomía italiana, junto a la mozzarella, el grana padano o pecorino romano. Es ideal como aperitivo, para acompañar ensaladas y carpaccios, darle un toque final a tu pasta o incluso a tus risottos. Tiene un sabor intenso, así como un gusto final picante, lo que lo hace tan especial. Una vez lo descubras, no podrás resistirte a incluirlo en tus platos.

Ingredientes

  • Arroz Sabroz 400 g
  • Cebolla 1
  • Dientes de ajo 3
  • Tomate maduro 1
  • Vino blanco 100 ml
  • Caldo de ave 1, 2 lt
  • Azafrán 1 cucharadita
  • Queso parmesano 100 g
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Sal

También te puede gustar