Salteado de arroz con pollo frito

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Elaboración

  • Antes de realizar esta receta, el primer paso es preparar todos los ingredientes. Empezamos macerando el pollo con un poco de limón, sal, aceite de sésamo, jengibre rallado y soja.

    Ingredientes para hacer Salteado de arroz con pollo frito

    Seguimos cociendo el arroz. Para ello pondremos a cocer en una olla mediana agua y una pizca de sal. Añadiremos el arroz cuando empiece a hervir y dejaremos cocinar unos 18 minutos, según las indicaciones del paquete.

    Cuando el arroz esté cocido, lo lavamos bajo el grifo, escurrimos y lo extendemos en una fuente grande, para que se vaya enfriando mientras continuamos con la elaboración de esta receta de salteado de arroz con pollo frito.

    Calienta aceite en una sartén o wok antiadherente grande. Espera tres minutos tras echar el aceite; y cuando veas que está caliente, agrega el pollo macerado y salteamos a fuego fuerte hasta que esté dorado. Una vez hecho, retiramos y reservamos.

    Agrega el pollo macerado y salteamos a fuego fuerte

    En la misma sartén donde hemos hecho el pollo con un poco de más aceite si hiciera falta, salteamos los guisantes, la zanahoria, el pimiento, el ajo y la cebolla, por ese orden hasta que cambien de textura pero que estén al dente.

    Una vez transcurrido este tiempo, incorporamos de nuevo el pollo y un poco de jengibre rallado..

    Incorporamos el arroz que cocimos previamente. Después, saltea hasta que esté bien caliente; para a continuación, añadir la cucharadita de aceite de sésamo y el chorrito de salsa de soja. Remueve todo bien y de forma continuada, para que todos los ingredientes se mezclen y se impregnen del sabor tan característico del sésamo y la soja.

    Mezcla bien todos los ingredientes

    Aparte, haz una tortilla francesa en otra sartén pequeña con muy poquito aceite. Cuando esté completamente cocinada, córtala en tiras y añade la tortilla al arroz. Y finalmente, removemos para que quede correctamente repartida por todo el cocinado.

    Y tras el paso anterior… ¡ya estaría listo para servir el salteado de arroz con pollo frito, para disfrutarlo y degustarlo como se merece! Si te atraen los sabores orientales, desde arroz Brillante también te recomendamos que pruebes el famoso arroz tres delicias o este wok de verduras y arroz basmati.

¿Eres un amante de la gastronomía china, pero nunca te has atrevido a cocinar en casa una receta típica de esta región? Pues quizá este sea el momento perfecto para elaborar uno de los platos más populares de la cocina oriental. El salteado de arroz con pollo frito es ideal para preparar un delicioso plato, tanto para cenar como incluso para servirlo como plato único en una comida o almuerzo. Y es que, gracias a la variedad de sus ingredientes, es una receta completa, sana y muy fácil de presentar.

Si te animas a cocinar este exquisito plato, estamos seguros de que a toda la familia le encantará esta combinación de proteínas, de abundante pollo y de arroz Brillante Sabroz. Además, es una excelente oportunidad para que los más pequeños de la casa coman la dosis diaria recomendada de vegetales y verduras. Sigue los sencillos pasos de su elaboración y conseguirás un salteado de arroz con pollo frito digno de ovación. ¡Coge el delantal y ponte manos a la obra!

Cómo preparar esta deliciosa receta con verduras típicas de la cocina oriental

En muchas ocasiones, pensamos que preparar una receta típica de otra región o país, como es este salteado de arroz con pollo frito, requiere de muchos pasos y de las habilidades de un cocinero experto. Sin embargo… ¡nada más lejos de la realidad! Y es que este plato es un claro ejemplo de ello, pues su elaboración es mucho más simple de lo que piensas.

Para preparar este arroz desde casa y que su resultado sea más que sorprendente, es fundamental seleccionar los ingredientes correctos y, sobre todo, aquellas verduras típicas de la cocina oriental, como las cebollas verdes, las zanahorias ralladas o los chícharos. Estas variedades de verduras aportarán un aroma y un sabor muy característico al conjunto de la receta, pero para que eso ocurra es también importante tener en cuenta que al cocinarlas deben quedar al dente. No olvidemos que el jengibre, la salsa de soja y el aceite de sésamo son condimentos típicos de la región asiática y que pueden complementar a la perfección el sabor de las verduras.

Podrás encontrar sin problema estos productos en la mayoría de los supermercados, por lo que no te supondrá problema alguno hacerte con ellos. Tan solo tienes que tomar nota y apuntarlos en la lista de la compra.

Ahora que ya sabes la importancia que adquieren las verduras en este salteado de arroz con pollo frito, es hora de ponerte a cocinar esta receta sencilla y humilde. ¿Te animas?

¿Cómo conseguir que el pollo frito quede crujiente?

Si hay un ingrediente que adquiere gran protagonismo en este plato es el pollo. Y es que es de gran importancia que todos los trozos que cocinemos queden lo suficientemente crujientes para que este producto destaque notablemente en el conjunto de la receta.

Para que el pollo frito quede más que crujiente, es importante que cuando el aceite esté caliente, coloquemos pieza por pieza para freírlo. Solo así conseguiremos que se cocine por completo. Ahora bien, no debemos dejar que se cocine más de la cuenta. Por eso cuando veamos que está dorado debemos añadir la verdura y el arroz para que continúe dorándose hasta ver que está en su punto perfecto.

Aunque esta receta oriental ya cuenta con la presencia de algunas salsas, algunos apasionados de la cocina china optan por añadir también a este salteado de arroz con pollo frito salsa agridulce. ¡Toda una explosión de sabores!

El truco Brillante: El aceite de sésamo

El aceite de sésamo, también conocido como ajonjolí, es un aceite vegetal cuyo aroma y sabor es más que distintivo, lo que hace que se emplee como aceite de cocina en la gastronomía del sudeste de Asia. Sin embargo, su sabor es tan peculiar que, en los últimos años, está llegando con mucho peso al resto del mundo. Tanto, que ya en nuestro país se utiliza como condimento indispensable en numerosas recetas.

Es fácil de encontrar en cualquier tienda especializada, y te aseguramos que es uno de los alimentos más beneficiosos que podemos añadir a nuestros platos. Además de tener un sabor muy especial y una textura suave, si hay algo realmente apreciable de este aceite son todas las propiedades que aporta.

Su alto contenido en ácidos grados esenciales, como el omega-3 y el omega-6, lo convierten en un buen antinflamatorio y en una fuente natural de antioxidantes. Sin olvidar que su buen aporte de vitamina E favorece también la memoria y la circulación sanguínea.

Si todavía no tienes aceite de sésamo en casa, ¿a qué esperas para hacerte con él y así sacarle partido con esta rica y deliciosa receta de salteado de arroz con pollo frito?

Ingredientes

  • 350 g de arroz Brillante Sabroz
  • 450 g de pechuga de pollo deshuesada y sin piel. Cortada en cubos
  • 1 pimiento rojo
  • ¼ de zanahoria rallada
  • 100 g de guisantes
  • 2 dientes de ajo bien picados
  • 2 cebollas verdes picadas
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo
  • 2 huevos grandes y ligeramente batidos
  • 1 chorro de salsa de soja o 2 cucharaditas
  • 1 pizca de sazonador de pollo
  • 1 pizca de pimienta negra
  • Sal
  • 50 mililitros de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de jengibre fresco

Autor

marketinet@gmail.com

También te puede gustar