Risotto de gambas y setas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Elaboración

  • En primer lugar, reunimos los ingredientes. Después, pelamos las gambas retirándoles la cabeza y las pieles de la cola. Por un lado, reservamos los cuerpos pelados, y por el otro, las cabezas; para posteriormente preparar el fumet.

    En una cazuela de tamaño medio, agregamos un chorrito de aceite de oliva y, cuando haya cogido temperatura, añadimos las cabezas y las pieles de las gambas y las doramos. De seguido, cubrimos con abundante cantidad de agua y cocemos durante unos 30 minutos aproximadamente, hasta que el agua se reduzca. Pasado este tiempo, colamos el caldo y lo reservamos para más adelante.

    Posteriormente, llega el momento de preparar la base del risotto de setas y gambas como tal. Para ello, debemos coger otra sartén o cazuela y calentamos un chorrito de aceite de oliva en ella. Cuando el aceite esté caliente, añadimos el diente de ajo picadito. Una vez veamos que el ajo comienza a dorarse, añadimos las gambas peladas y las doramos por ambos lados. Cuidando en todo momento de no cocinarlas en exceso, para que no se queden secas. Retiramos de la sartén y reservamos.

    Con los restos de los jugos que soltaron las gambas al saltearse, añadimos las setas troceadas y las cocinamos. Si es necesario se puede agregar un chorrito más de aceite, para terminar de sofreírlas. Cuando hayan pasado unos minutos y veamos que las setas comienzan a ablandarse, las retiramos de la cazuela y reservamos.

    En el aceite restante, incorporamos la cebolla picada y la sofreímos ,hasta que esté un poco doradita. De inmediato, añadimos el arroz y rehogamos durante uno o dos minutos. De seguido, regamos con el vino blanco y dejamos un par de minutos, para que se evapore el alcohol. No deberemos parar de remover para que el arroz vaya soltando, poco a poco, todo su almidón. Y, una vez que el arroz absorba todo el vino, calentamos el caldo de las gamas que hemos preparado (también puede ser caldo de pescado preparado) y, acto seguido, lo vamos agregando por cazos y removiendo sin parar, hasta que veamos que el arroz está en su punto con un ligero toque de cremosidad. El tiempo aproximado de este proceso son unos 17-20 minutos.

    Cuando el arroz esté casi listo, pero todavía queden unos 5 minutos para su cocinado total, incorporamos las setas y las gambas, y cocinamos durante 1 o 2 minutos más. Durante este corto periodo de tiempo, removemos, probamos y añadimos un poco de sal al gusto.

    Posteriormente, agregamos el queso parmesano rallado y la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos, y removemos hasta que este arroz con setas y gambas quede bien cremoso. Por último, probamos qué tal está de sal y de queso, por si quisiéramos poner un poco más. Apagamos el fuego y dejamos reposar durante tres minutos. Servimos.

Sal de la rutina y descubre cómo cocinar este espectacular risotto de setas con gambas. Es una receta que, aunque es un tanto laboriosa, no es nada complicada y su resultado merece notablemente la pena.  Si vas a recibir en casa invitados y aman la cocina tradicional italiana, opta por diferenciarte de los típicos platos de pasta con esta preparación tan característica de arroz de untuosa textura extra suave.

Además, es una receta muy versátil, porque se puede acompañar con una ensalada de tomate, mozzarella y orégano, típica también de la gastronomía italiana. Y es que, si eres un amante del queso parmesano, las gambas y las setas… ¿A qué esperas para ponerte el delantal y encender los fogones para comenzar su elaboración?

 

Maridaje y recomendaciones

Prepara este risotto con las mejores setas de temporada

Si hay un ingrediente que marca potencialmente el sabor de esta receta, este es, sin duda, el de las setas.  Cocinar este plato lleno de sabor es sencillo si utilizas las setas adecuadas y las de temporada.  Para este plato se puede optar  por setas que encontraremos sin problema durante todo el año encontraremos en las fruterías, como las setas de cardo o champiñones, ya que suelen tener un precio más económico y aportan un exquisito sabor a nuestros cocinados.

Sin embargo, si eres de aquellos que prefiere optar por setas variadas en este risotto y decides comprar aquellas que estén fuera de temporada, también es posible. Puedes elaborar este plato con setas frescas, secas o combinadas entre sí, como pueden ser los níscalos, rebozuelos, shiitake e incluso trompetas de la muerte.

Independientemente del tipo de seta a utilizar, lo importante es saber integrar a la perfección este producto dentro de la receta. Cocinar las setas, el arroz y las gambas con un buen caldo de pescado aportará un plus de sabor, del cual nadie se podrá resistir.

Marida con un vino blanco o espumoso

Sin duda, este arroz es un plato elegante y, como tal, debemos de acompañarlo de un maridaje adecuado a su sabor, para que la experiencia degustativa sea única.  A la hora de escoger un vino, es importante tener en cuenta los ingredientes de la receta que degustaremos, pues solo así conseguiremos que el vino elegido como acompañamiento no destaque demasiado, para que no acabe ocultando el delicioso sabor de nuestro plato.

En esta ocasión, y al tratarse de un arroz meloso y delicado, recomendamos el acompañamiento de este risotto de setas con gambas de un vino blanco o espumoso. Estos vinos suelen tener la acidez y frescura adecuada para ensalzar el sabor de las gambas hasta su máximo exponencial. ¿Ya sabes qué vino utilizarás para acompañar a este plato y así lograr satisfacer hasta a los paladares más exigentes?

Trucos y curiosidades

Ya sabemos que, para preparar un risotto delicioso, una de las claves es elegir un arroz de primera calidad. Sin embargo, en esta receta sí hay un producto que alcanza un verdadero protagonismo a la hora cocinar un plato exquisito son las gambas. Y es que este crustáceo del mar debe saber cocinarse en su punto, pues de no ser así, el risotto perderá gran parte de su sabor.

Para que esto no ocurra y que las gambas queden jugosas, lo que debemos hacer es dorarlas en la sartén durante dos o tres minutos. Es muy importante darles la vuelta con unas pinzas y, a la hora de cocinarlas, siempre tendremos en cuenta el calibre y el grosor de las mismas. Cuando veamos que se han dorado por ambos lados, deberemos retirarlas de la sartén y reservarlas, para posteriormente añadirlas al arroz cuando se requieran; ya que si las cocinamos más tiempo del debido, pueden quedar secas sin jugo y eso hará que el plato denote falta de calidad.

Ahora que ya conoces la manera en la que se deben cocinar las gambas, ¿a qué esperas para preparar este risotto de setas con gambas al “dente”?

 

Ingredientes

  • Sabroz: 300 g Arroz Sabroz o especial risotto
  • 220 gr de setas variadas
  • ½ cebolla
  • 180 gr de gambas peladas
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de vino blanco (250 ml. Aprox)
  • 1 litro de caldo de verdura o de pescado
  • 40 gr de mantequilla
  • 80 gr de queso parmesano rallado
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • 1 pizca de pimienta

Autor

Daniel del Toro Daniel del Toro Daniel del Toro es un cocinero, empresario, comunicador gastronómico, onubense que participó en la 4 edición de MasterChef. Ha sido Premio #Blogosur 2017 al mejor twitero Gastronómico.

También te puede gustar