Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra [Política de Cookies] Aceptar cookies

Ingredientes

  • 1 trozo de jarrete de ternera (300g)
  • 1 ó 2 muslos de pollo
  • 1 hueso blanco
  • 1 trozo de tocino salado
  • 1 trozo de costilla desalada
  • 1 hueso de espinazo de cerdo
  • 1 trozo de tocino fresco de cerdo.
  • 2 patatas grandecitas cortadas en cuatro
  • 1 apio pequeño
  • 1 puerro
  • 1taza de arroz Sabroz por persona
  • 4 ó 5 zanahorias.
  • 3 ó 4 puñados de garbanzos
  • hierbabuena

Elaboración

  • Poner los garbanzos en remojo el día anterior. Lavar los huesos salados bajo el grifo para quitarles el exceso de sal.

  • Poner todo menos las patatas en una olla exprés grande y cubrir de agua. Cuando empiece a hervir hay que quitar la espuma que va soltando con una espumadera.

  • Una vez quitada la espuma, añadir las patatas y cerrar la olla, poniéndole la válvula.

  • Contar 30 minutos cuando empiece a pitar. Abrir y probar de sal rectificando si fuera necesario

  • No es conveniente echar sal antes, porque aunque lavemos los huesos salados, siguen conteniendo sal.

  • Cuando el caldo ya esté listo, solo tienes que coger el caldo que necesites, (según cuantos comensales haya), y ponerlo a cocer con el arroz brillante Sabroz redondo durante 18 o 20 minutos!

  • Después, sirve el caldo con el arroz en un plato profundo y añade dos hojas de hierbabuena. (Si donde vives, no hay, puedes añadir menta que se le parece).

  • Y ya tendrás tu pucherito listo y muy bueno!

  • A los niños les encanta y es una muy buena forma de que coman zanahorias, apios….y en general verduras………..

  • Consejos y trucos para cocinar PUCHERO ANDALUZ

  • El caldo del puchero debe quedar blanquito. Si al abrir la olla vemos que el caldo ha salido muy concentrado y por lo tanto un poco fuerte, podemos añadir agua y cocer solo un poco más. Se sirven los garbanzos con las patatas y el caldo en el plato con unas hojas de hierba buena que le da muy buen sabor y un olor especial. La carne y el tocino se sirven aparte; aquí en Andalucía se le llama “pringá” y cuando sobra pringá se hace una masa para hacer croquetas, pero ése, es otro tema.

También te puede gustar