Arroz a la zamorana

numero de comensales 4
tiempo de preparacion 30
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Elaboración

  • Ingredientes para hacer arroz a la zamorana

    El primer paso que vamos a seguir en nuestra receta de arroz a la zamorana” es la preparación de los ingredientes procedentes del cerdo, es decir, la oreja y el morro. Conviene bien realizar esta limpieza a fondo, ya que si estas partes no quedan bien limpias, puede no resultar una textura muy agradable en boca y estropearnos el plato. 

    En el caso de la oreja de cerdo, lo más importante es eliminar bien los pelos que podamos encontrar en la pieza. Para ello lo primero que haremos será meter la pieza debajo del grifo de agua y, si es necesario, nos ayudaremos de un cepillo para eliminar cualquier rastro de suciedad. A continuación con ayuda de unas pinzas o soplete de cocina eliminaremos todos los pelos de la oreja. 

    En cuanto al morro de cerdo, el procedimiento es el mismo que con la oreja, aunque si bien en esta pieza no es habitual encontrar tantos pelos, también es necesario eliminarlos de una manera concienzuda. En algunas carnicerías sí que se encarga de limpiar estas piezas al carnicero, ya que disponen de un servicio específico de limpieza de estos productos. Sin embargo, en otras puede que exista la posibilidad de que tengas que hacerlo tú mismo. Aun así, siempre está bien revisar por si acaso.  

    Posteriormente, con la oreja y el morro de cerdo bien limpios procederemos a cortarlos en trozos pequeños. A continuación cortamos el jamón en daditos (si nos es más fácil, podemos comprar el jamón ya cortados en daditos, ya que podemos encontrarlos en cualquier supermercado). 

    Seguidamente, se cuecen en primer lugar la oreja y el morro de cerdo en una cazuela con abundante agua, un poco de AOVE y un pellizco de orégano. Lo coceremos a fuego suave hasta que estén tiernos. 

    Cocemos la oreja y el morro en una cazuela con abundante agua

  • En segundo lugar cogeremos la cebolla y la partiremos en trozos no demasiado pequeños ni demasiado grandes, puesto que tienen que integrarse con los ingredientes del sofrito. Con el pimiento repetiremos el mismo procedimiento. Acto seguido tomamos una cazuela y vamos a rehogar estos dos ingredientes, la cebolla y el pimiento con un buen chorro de AOVE. 

    Rehogamos la cebolla y el pimiento

  • En tercer lugar, cuando la cebolla y el pimiento estén dorados, añadimos el cerdo en cachitos y lo dejamos dorar. Posteriormente adicionamos los daditos de jamón y las chichas, hasta que se doren también. 

    Añadimos el cerdoAñadimos el jamón y las chichas

  • Ahora es el momento de añadir nuestro ingrediente estrella. Vamos a añadir el arroz y el pimentón. Rehogaremos todos los ingredientes durante un minuto. Es importante que se mezclen bien entre ellos para que se mezclen bien los sabores y hagan de este plato un auténtico manjar.

    Añadimos el arrozAñadimos el pimentón

  • Después vamos a agregar el caldo. Utilizaremos el que hemos hecho anteriormente durante la cocción de la oreja y el morro. Ten en cuenta, que queremos que nos quede un arroz algo meloso por lo que es recomendable añadir en este punto un poco más de agua que para un arroz normal, más seco. 

    Añadimos la oreja y el morro Añadimos el caldo

  • Por último, vamos a dejar cocer tras la ebullición unos 18 minutos nuestro arroz.

    Iremos rectificando de sal al gusto cada cierto tiempo mientras que dure este proceso y también le añadiremos caldo caliente si vemos que es necesario, hasta que el arroz esté justo en el punto deseado.

    Si queremos darle un toque más rústico y que nuestro plato esté más ambientado y nos haga viajar al pasado, podemos emplatarlo en platos de barro. Además de transportarnos a otra época, conseguiremos que nuestro arroz dure más tiempo caliente. 

    Receta original Arroz a la zamorana

  • Esta es la receta original de arroz a la zamorana, pero una manera más fácil y rápida de realizarla es si modificamos los ingredientes de la oreja y el morro de cerdo, por otros productos también de dicho animal, como pueden ser filetes (adobados o no), un poquito de chorizo, panceta, salchichas, en definitiva, ingredientes más fáciles de limpiar y con los que podemos ahorrar tiempo. 

Receta con mucha tradición

El arroz a la zamorana es el plato por excelencia a la hora de hablar de la gastronomía de Castilla y León. Esta es una receta artesanal de origen humilde que mezcla de cocina pastoril y agricultora. Su ingrediente estrella, el arroz mezclado con productos cárnicos, en su mayoría procedentes de la matanza del cerdo. Todo ello aderezado con pimentón dulce hace que este plato sea un plato típico, con gran historia y que haya perdurado a lo largo del tiempo.

Este plato nos hace viajar a Zamora, provincia española situada en el noroeste de la comunidad autónoma de Castilla y León. La gastronomía zamorana viene definida por la personalidad de su territorio y de sus gentes. Al ser una tierra esencialmente ganadera y agrícola, sus productos autóctonos y naturales son de primera calidad. Su cocina se caracteriza por la mezcla de la austeridad de sus ingredientes (en este caso el arroz) con la abundancia de las carnes (la oreja y el morro de cerdo, el jamón…). Como remate final y sello de identidad, la cocina zamorana viene respaldada con una amplia y variada carta de vinos de calidad, alguno de ellos amparados en sus tres denominaciones de origen existentes: Arribes, Tierra de Vino de Zamora y Toro. Cualquiera de ellos es ideal para acompañar nuestro plato.

Si vives o alguna vez has viajado a Zamora, habrás visto que es ofrecido como la especialidad del lugar junto a otros platos muy relevantes como el bacalao a la tranca, la ternera de Aliste y el pulpo o trucha a la sabanesa. Si no has estado nunca en Zamora ahora puedes llevar los auténticos sabores de esta provincia directamente a tu mesa con esta receta.

Una comida muy especial

Esta receta es ideal para reunir a tu familia o tus amigos alrededor de la mesa. Es un plato contundente y delicioso, que dejará a tus comensales satisfechos y encantados pero con ganas de que repitas la reunión en un futuro próximo para poder volver a degustarlo.

Es una receta saciante, por lo que es ideal para utilizarla como plato único en cualquier ocasión, pero es especial es recomendable para esos días de invierno en los que estas deseando llegar a casa y tomarte un plato bien caliente que te haga entrar en calor.

No dejéis de probar este plato, OS ENCANTARÁ.

Ingredientes

  • 300 gramos de Arroz Brillante Sabroz
  • 320 gramos de cerdo (magro)
  • 1 oreja de cerdo
  • 1/2 morro de cerdo
  • 80 gramos de chichas de cerdo
  • 80 gramos de jamón
  • orégano
  • 1 cucharada de postre de pimentón dulce
  • cebolla
  • pimiento rojo o verde
  • aceite de oliva virgen
  • sal

Autor

Brillante Brillante Brillante, te lo pone fácil

También te puede gustar