Arroz con costilla y salchichas

numero de comensales 4
tiempo de preparacion 25
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Elaboración

  • ingredientes para arroz con costilla y salchichas

  • Lo primero que haremos será salpimentar la carne de la costilla de cerdo y cortar las salchichas en trozos pequeños. En una sartén ponemos un poco de aceite y freímos tanto las costillas como las salchichas. Esta receta puedes hacerla tanto en sartén como en paellera para darle otro toque distinto.
    ponemos la carne a freír con las salchichas

  • Mientras tanto vamos partiendo las judías verdes, si es que las has comprado enteras. Si las que vas a utilizar para la receta son congeladas ya suelen venir con el tamaño adecuado. Las añadimos a la sartén junto con la carne, le damos un par de vueltas para que se integren todos los ingredientes bien y después añadimos las dos cucharadas de tomate natural triturado. Dejamos que sofría todo bien hasta que comprobemos que el tomate ya está cocido.
    añadimos las judíasañadimos el tomate frito

  • En este momento, añadimos el arroz Brillante Sabroz y lo sofreímos ligeramente durante unos minutos. Después añadiremos el caldo del cocido y el colorante y lo dejamos hacer durante 18 ó 20 minutos. En este caso no es necesario salar, puesto que el caldo ya irá condimentado y el sabor más importante de este plato nos lo va a dar el propio jugo que la carne va soltando al cocinarla. Déjalo cocinarse a fuego medio.
    añadimos el arrozañadimos el caldoañadimos el colorante

  • Cuando el arroz haya absorbido toda el agua, apartamos del fuego y dejamos reposar unos 5 minutos. Y ya estará listo para servir.

Un almuerzo completo y equilibrado

Si ya no te quedan ideas para tu dieta semanal, este exquisito plato de Arroz con costilla y salchichas es perfecto para cualquier almuerzo. Una receta muy nutritiva y sabrosa gracias a la variedad exclusiva de Arroz Brillante Sabroz que, además de funcionar como base saciante, absorbe todo el sabor de los ingredientes que le eches. Perfecto para llenarte de energía tras unos días de rutina, ¡conquistarás a todo el mundo! Saca tu lado más cocinillas y empieza a disfrutar de la cocina con Brillante.

Este delicioso plato se realiza con unos sencillos pasos y con ingredientes muy fáciles de encontrar, pero recuerda que siempre puedes adaptar la receta a tus gustos o necesidades. Si lo prefieres, puedes elegir otro tipo de carne en vez de cerdo, por ejemplo de pollo. Y así aprovechar los restos de carne que quizá te hayan podido sobrar de una comida anterior. Del mismo modo, puedes acompañarlo con tus especias favoritas; prueba con un poquito de cilantro o pimienta negra.

Si te ha gustado esta receta y quieres más opciones para variar en tu dieta semanal, te dejamos con esta maravillosa receta de Paella de carne. Un plato para sorprender y disfrutar de un fin de semana en familia.

Curiosidades del colorante alimentario

El colorante alimentario es un aditivo que, como su propio nombre indica, tiñe de color los alimentos. Este aditivo se utiliza de forma natural en la cocina desde tiempos inmemoriales, pero sí que es cierto que en la actualidad la industria alimentaria lo usa principalmente para modificar el producto que comercializa y hacerlo más atractivo para el consumidor. Y es que en muchas ocasiones comemos con los ojos, como se suele decir, y en este caso el color que presente el alimento es fundamental para que resulte el elegido en nuestro menú.

En el caso de la receta que te proponemos en esta entrada, hemos utilizado para darle color al arroz un poco de colorante alimentario que podemos encontrar con facilidad en cualquier supermercado. Este colorante tiene una base de Tartrazina, que se mezcla con harina de maíz, y cuya función es simplemente dar color al plato, puesto que en ningún momento cambia sus sabor ni su olor. Este probablemente es uno de los colorantes más conocidos del mercado y, pese a que puede parecer no todo lo natural que debería, resulta inofensivo para la salud humana.

No solo existe este colorante que confiere a nuestros platos un color anaranjado o amarillento no es el único. Cuentas con gran variedad en el mercado que pueden ayudarte a darle otra vida a tus platos.

Aun así, si quieres probar a utilizar colorantes caseros, te proponemos algunas maneras de darle color a tus platos de una forma más natural. Uno de ellos, por ejemplo, es la clorofila, conocida como colorante verde y que es la responsable del color verde de muchas plantas, incluidas las algas. Puede darnos diferentes tonos de verde, según la planta que la contenga. Este colorante suele aguantar muy bien las temperaturas y los procesos de cocinado, aunque si lo expones a una cocción muy prolongada puede ser que se torne amarronado. Puedes disolverlo tanto en agua como en grasas. La mejor elección para obtener este colorante son las espinacas, ya que se deshacen de forma bastante rápida y tiñen los demás alimentos con los que los cocines.

Otro colorante verde natural puede ser el té verde matcha mezclado con líquido abundante. Sin embargo, con este hay que tener cuidado, puesto que si te pasas puede ser que el sabor de tu comida quede excesivamente amargo.

En cuanto a los colorantes amarillos y anaranjados, te porponemos el colorante natural por experiencia: el azafrán, e incluso el pimentón. Pero si quieres alguna alternativa más para añadir a tus recetas tienes a tu disposición los llamados carotenos, que vienen a ser los colorantes que se extraen de alimentos como los tomates, las naranjas e incluso los plátanos y los albaricoques. En este sentido puedes probar a hacer polvos de zanahoria deshidratándolas en el horno y machacándolas después. Eso sí, en este caso es prácticamente inevitable que tu receta tenga ese sabor dulzón de la zanahoria, aunque con según qué alimento lo mezcles queda bastante bien.

La cúrcuma también puede ser una buena opción para obtener estos colores. Además, también puedes utilizarla como especia para dar sabor a tus platos. Esta especia con propiedades antioxidantes proviene de las regiones del sudeste asiático, aunque actualmente puedes encontrarla sin mayor dificultad en cualquier supermercado.

En cuanto a un colorante de color rojo más fuerte e incluso tirando a morado, te proponemos que utilices la remolacha, con la que puedes hacer un zumo a partir del cual obtener una crema colorante.

Sea cual sea tu elección, puedes jugar sin problema a probar distintos colorantes para darles a tus platos otros colores y, quién sabe, quizás sabores nuevos que te encantarán.

Ingredientes

  • 300 gr de Arroz Brillante Sabroz
  • 1 litro de caldo de cocido
  • 250 gr de costilla de cerdo
  • 100 gr de salchichas de cerdo
  • 100 gr de judías verdes cortadas pequeñas
  • 2 cucharadas soperas de tomate natural triturado
  • colorante alimentario o preparado para paella al gusto
  • aceite (el necesario para freír ligeramente la carne)

Autor

Brillante Brillante Brillante, te lo pone fácil

También te puede gustar