Arroz con verduritas

numero de comensales 2
tiempo de preparacion 30
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Elaboración

  • Comenzamos preparando todos los ingredientes que vamos a usar en esta receta. Cortamos las verduras en trocitos muy pequeños. Puedes hacerlo con un cuchillo, pero otra opción es que lo hagas con una picadora sin llegar a triturarlos del todo. 

    ingredientes para arroz con verduritas

  • Empezamos cortando las verduritas en trocitos pequeños. Calentamos un poco de aceite en una sartén o paella y pochamos la cebolla y el pimiento verde. Puedes usar, en lugar de una sartén, una paellera, puesto que este arroz podría decirse que es primo del típico plato valenciano. 
    añadimos la cebolla y el pimiento verde a la sartén

  • Cuando casi estén pochados el pimiento y la cebolla, añadimos el calabacín. Este vegetal tarda menos tiempo en cocinarse, por lo que podemos incorporarlo un poco más adelante. Vertemos también la salsa de tomate casera. Puedes ir probando para corregir de acidez la salsa de tomate y poner sal y pimienta al gusto. Para corregir la acidez puedes usar un poco de azúcar.
    añadimos daditos de calabacínañadimos el tomate frito casero

  • Cuando las verduras ya estén cocidas e impregnadas con el tomate, podremos añadir a nuestro espectacular sofrito el arroz Brillante Sabroz. Lo removemos bien para que se impregne del sabor de las verduras.
    añadimos el arroz a la sartén

  • Echamos el vino blanco y el agua,  removemos bien para que todos los ingredientes estén distribuidos de forma más o menos uniforme y dejamos que el arroz se vaya cociendo, a fuego lento.
    añadimos el agua y cocemos

  • No te preocupes por el vino. Con el calor de la cocción el alcohol se evaporará y tan solo nos quedará un sabor estupendo.

  • El tiempo de cocción va a depender de si preferimos que el arroz esté en su punto, al dente, o un poquito más hecho. Aun así, deberá rondar unos 20 minutos al fuego. 

  • Dejamos reposar unos minutos y, ¡listo para servir!

Este plato es ideal para los más pequeños, a quienes les suele costar comer verduras. Al haberlas picado en trocitos muy pequeños es muy fácil que se camuflen entre los granos de arroz y que los niños no se den cuenta de que están en su plato cuando están comiendo.

Se trata de una receta muy rápida de elaborar, muy sana y sabrosa, apta tanto para vegetarianos como para veganos si en lugar de caldo de pollo o de carne utilizamos caldo de verduras. ¡Os aseguramos que queda igual de rico! Un truquito si habéis optado por echar agua en lugar de caldo es desligar una pastillita de caldo concentrado en el agua cuando ya está caliente para que este coja un sabor más potente.

Arroz con verduras, la paella vegana 

De hecho, el arroz con verduras se considera la paella vegana. Aunque nosotros hemos elegido unas verduras bastante básicas, como son el pimiento, el calabacín y la cebolla, puedes probar a incorporarle las que más te gusten

Hay quien prefiere ponerle alcachofas, un poquito de zanahoria, judías verdes o incluso espárragos trigueros. Lo cierto es que esta receta tiene un montón de variedades con las que podrás experimentar según más te apetezca en esos momentos.

Además, es un plato apto para cualquier época del año, tanto en verano como en invierno y con el que triunfarás en cualquier ocasión, ya sea en el día a día o en una comida más especial.  

Los beneficios del arroz con verduras 

Esta receta aporta en un solo plato gran parte de los nutrientes que debemos comer. No es necesario acompañarlo de un entrante o de un segundo plato para obtener toda la energía necesaria.

De hecho, el arroz en general es uno de los cereales más beneficiosos para la salud y que nuestros peques lo comen es muy importante. Al ser el arroz rico en hidratos de carbono y bajo en grasas nos aporta gran cantidad de energía que tarda bastante en consumirse. Además, como no tiene gluten nos quitamos de un plumazo el posible problema que pueda ocasionar a las personas celiacas, a diferencia de otros cereales como el trigo.

Se trata de un alimento con gran capacidad saciante, ya que el almidón que lo conforma se encarga de liberar la energía a nuestro organismo poco a poco. Además, al ser muy rico en fibra, sobre todo la variedad integral del arroz, nos ayuda a tener un buen tránsito intestinal en caso de estreñimiento, pero también a que nuestro aparato digestivo se recupere de posibles irritaciones y trastornos gastrointestinales.

Si a todo esto le sumamos todas las ventajas de consumir verduras diariamente, obtenemos un plato inigualable tanto a nivel nutricional como de sabor. 

Cómo hacer una salsa de tomate casera perfecta 

Uno de los ingredientes que le va a dar un sabor y color característicos a nuestra receta es la salsa de tomate casera. Por eso es muy importante saber cómo hacerla y elegir las materias primas adecuadas para su elaboración. 

Si tienes un poco de prisa puedes optar por utilizar tomates triturados de lata. Pero como a lo natural no lo supera nada, te proponemos que le dediques algo de tiempo a elaborar esta salsa. Además, si haces mucha cantidad puedes conservarla en botes de cristal para varios usos.

El mejor tomate para estas salsas es el tipo pera y, para darle un sabor y una textura muy especial te recomendamos que añadas a la salsa una zanahoria, un pimiento verde y una cebolla, así como un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y algo de sal. Si algo tiene de particular que esta salsa sea casera es que probablemente sea más ácida que las que compramos habitualmente en el súper. Para corregir esta acidez puedes usar algo de azúcar, aunque si te gustan esos sabores más fuertes en el paladar no tienes por qué usarla.

Otra alternativa al uso del azúcar, o si buscas darle un toque extra a tu salsa, es aromatizarla con hierbas frescas que vayan desde el romero al tomillo. Estas especias funcionan muy bien con el tomate, además del orégano. Y, si te animas, incluso puedes jugar con las otras verduras que incorporas a la salsa para obtener distintos tipos y utilizarlos según mejor te vengan para el plato que elabores en cada momento.

Elaborando nuestros propios ingredientes ayudamos, además a que los más pequeños de la casa coman rico y saludable todos los días del año. Y es que con una buena salsa y una buena cocción cualquier plato de arroz se hace irresistible.

Ingredientes

  • 1 vaso o tacita de arroz Brillante Sabroz
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 calabacín
  • 1 vasito de vino blanco
  • 4 cucharadas de salsa de tomate casera
  • 2 vasos y un poquito más de agua o caldo (de pollo o de carne)
  • aceite
  • sal

Autor

Brillante Brillante Brillante, te lo pone fácil

También te puede gustar