Arroz integral con aguacate, chía, maíz y pavo al curry

numero de comensales 2
tiempo de preparacion 30
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Elaboración

  • Comenzamos lavando y cortando en tiras el pimiento rojo. Asegúrate de que le quitas todas las pepitas y las tripas del pimiento. Así te quedará un plato más limpio. Hacemos lo mismo con las dos pechugas de pavo, quitándole posibles impurezas.

  • En una sartén ponemos un chorro de aceite y echamos el pimiento rojo en tiras. Cuando empiece a ablandarse ponemos el pollo. El pavo tarda menos en hacerse, así que si no quieres que se te dore demasiado y quede un poco seco lo mejor es que lo añadas al fuego un poco más tarde que el pimiento. 

  • Cuando ya esté dorado, añadimos a la sartén el maíz junto a la leche de coco para hacer una salsa. Ponemos también un poco de jengibre, la ralladura de lima junto al zumo que previamente exprimiremos de esta y especiamos con curry. En este momento también puedes salar al gusto, aunque ten en cuenta que el plato en sí ya lleva muchos sabores, así que sé precavido a la hora de añadir la sal. Cocinamos todos los ingredientes a fuego lento hasta que la salsa espese.

  • Abrimos nuestros dos vasitos de arroz integral con chía Brillante. Como estos ingredientes ya vienen cocinados en el vasito tan solo es necesario darles un golpe de calor e integrarlos con el resto de alimentos que usamos en nuestra receta. Una vez que la salsa haya espesado, retiramos del fuego la sartén y dejamos reposar un par de minutos antes de servir. 

  • Para servir este arroz integral con chía y los demás ingredientes, cogemos un plato más o menos hondo y lo dividimos en dos raciones. Para la presentación, coge un aguacate maduro, ábrelo por la mitad, quítale la piel y córtalo en rodajas. Ponlo sobre el arroz y los demás ingredientes haciendo las formas que más te gusten. Si quieres, también puedes poner un trocito de lima para adornar o incluso sazonar con un toque refrescante tu arroz. Y listo para disfrutar este plato tan nutritivo y rápido de cocinar.

Chía, un ingrediente por conocer

La chía es una planta herbácea procedente de América, especialmente de la parte central del continente. Es habitual de países como México, Guatemala, Costa Rica, Nicaragua y El Salvador. Se trata de una especie muy rica en Omega-3, motivo por el cual se cultiva. Sin embargo, de esta planta lo único que se aprovecha para el consumo humano es su semilla, de color negruzco.

Esta semilla de chía es rica en numerosos nutrientes, como el calcio, algunas proteínas, hierro, potasio, ácidos grasos (omega 3), así como aporta antioxidantes y oligoelementos muy importantes para nuestro organismo. Aproximadamente el 40% de estas semillas son carbohidratos.

Su contenido en proteínas es más o menos el doble que el de cualquier otro tipo de semilla, en proporción aporta más calcio que la leche entera, más potasio que los plátanos, más hierro que las espinacas y hasta siete veces más omega 3 que pescados como el salmón. Estas características hace que la chía sea una semilla que se ha convertido en fundamental en nuestra dieta, pese a que en España su consumo todavía no está muy extendido. Además, al igual que el arroz, no contiene gluten, por lo que la mezcla que te proponemos es perfectamente apta para las personas celíacas.

Las semillas de chía pueden comerse tal cual, sin la necesidad de que pasen antes por la molienda. Esta semilla es ideal para batidos, así como para aderezar ensaladas o yogures y otros platos como sopas y arroces.

El mayor productor de esta semilla es México, país en el que esta planta sobrevivió pese a que fue desplazada por las plantaciones de cereales españoles. Poco a poco la chía va ocupando el lugar que en un principio tuvo en la gastronomía de la América precolombina, donde además de de como alimento también se usaba como ofrenda a los dioses y, convertida en aceite, como base para pinturas tanto decorativas como corporales.

Añade aguacate a tu arroz para un sabor diferente

¿Sabías que las primeras evidencias de la existencia del aguacate datan de hace más de diez mil años? Proceden de lo que hoy conocemos como México, concretamente en la zona de Coaxcatlán.

Actualmente, México es el principal país de cultivo y exportación del aguacate, aunque debido a su creciente popularidad sus plantaciones han llegado hasta las tierras mediterráneas, donde también se da un ambiente propicio para su crecimiento.

El aguacate es un alimento con un contenido bastante elevado de aceites vegetales, y posee bastantes calorías y grasas, por lo que su consumo debe ser moderado. El aceite extraído del aguacate tiene propiedades antioxidantes. Además el consumo de esta pieza nos proporciona diversas vitaminas, como la A, las B1, 2 y 3, y la E, así como proteínas y minerales.

En México y otros países de centroamérica se suele consumir acompañado de pan, o como uno de los componentes de las ensaladas y, cómo no, para preparar el famoso guacamole. Las hojas del aguacate también tienen un uso culinario, y es que pueden servir como condimento a varios platos ya sea en forma fresca o secas.

A veces podemos ver esta fruta no solo en platos típicos de América Latina, sino también fusionado con otros típicos de otras regiones. Cada vez es más usual encontrar, por ejemplo, piezas de sushi rellenas con tiras de aguacate.

Además de como aderezo en ensaladas o, como en el caso de la receta que te proponemos aquí, en el arroz, puedes hacer un sinfín de recetas en las que el aguacate sea el protagonista. Puedes incorporarlo en tu desayuno untándolo en las tostadas e incluso poniéndole encima un huevo poché. Por otro lado, puedes vaciarle el hueso que encontrarás en su interior y rellenarlo, por ejemplo, con huevos y jamón o con trocitos de queso y granada. Queda muy bien también como complemento a un bocadillo con pavo y una tortilla francesa si es que tienes prisa o tienes que comer fuera. También lo puedes usar combinado con pescados como es el caso del sushi o el tartar de salmón o atún con aguacate.

Otra opción para los más atrevidos es incorporarlo a los postres, como por ejemplo en una panacotta de aguacate.

Ingredientes

  • Ingredientes para 2 personas:
  • 2 vasitos de arroz integral con chía Brillante
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 lata de maíz en conserva
  • ½ aguacate maduro
  • 1 pimiento rojo
  • ½ Lima
  • Jengibre fresco rallado
  • 1 lata de 200 g de leche de coco
  • 1 cucharadita de curry
  • Cilantro
  • Sal

Autor

Brillante Brillante Brillante, te lo pone fácil

También te puede gustar