Arroz con leche con vasito integral Brillante

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Elaboración

  • Reunimos los ingredientes. Después, empezamos vaciando dos vasitos de arroz y reservando, y ponemos un cazo al fuego con un vasito de arroz de nata y uno de leche.

    En cuanto empiece a calentar, ponemos un palo de canela, un trozo de anís estrellado y un par de cucharadas de azúcar.

    Apartamos del fuego y dejamos infusionar al menos unos 30 minutos. Pasado este tiempo, apartamos las especias, ponemos de nuevo en el fuego y añadimos el arroz integral. Vamos removiendo hasta que el arroz absorba todo el líquido.

    Servimos, dejamos enfriar un poco y decoramos con canela en polvo.

     

Vídeo receta

Recomendaciones y curiosidades

¿Conoces la historia del arroz con leche? Como con una gran parte del acervo culinario, su origen no se conoce con precisión, ya que suelen ser platos que han estado en nuestras mesas durante siglos, y lo que conocemos de su historia suele ser de fuentes escritas que, muy frecuentemente, reflejan una tradición que se ha conocido previamente de forma oral, y que es difícil de datar y de precisar. Pero, aun así, con los conocimientos que tenemos, podemos hacernos una idea de cuándo comenzó la tradición de consumir este delicioso postre, que satisface tanto a los más pequeños, como a los comensales más exquisitos de los mejores restaurantes.

Origen del arroz con leche

Como ya comentamos, es difícil saber cuándo exactamente se empezó a disfrutar de este exquisito postre en nuestras mesas, pero sabemos, por ejemplo, que el arroz fue introducido en España por los árabes. En torno al siglo X, se comenzó a cultivar en al-Ándalus.

Y una de las primeras referencias escritas que se tienen sobre una receta similar data de 1477, en el Libro de guisados, escrito por el catalán Ruperto de Nola, en el que menciona platos dulces con leche, azúcar y especias. De hecho, Nola habla de un manjar imperial, para referirse a un plato con los mismos ingredientes que el arroz con leche, pero con el arroz molido. Y qué razón llevaba, sin duda, se trata de un auténtico manjar.

Es muy probable que este plato dulce con arroz molida, leche y especias evolucionara, en las cocinas menos expertas, hacia el arroz con leche actual, ya que es probable que ahí se empezar a utilizar el grano entero del arroz, para hacer una receta más simple.

Arroz con leche, la primera receta

Aunque es muy probable que el arroz con leche existiera con anterioridad, como hemos señalado, hay una primera receta, como tal, y fue escrita en 1607 por un cocinero del Colegio Mayor de Oviedo de la Universidad de Salamanca, Domingo Hernández de Macera. Esta es prácticamente la que tenemos hoy en día, con una ligera variación, y es que en lugar de solo cocer el arroz en leche, usa una parte de agua y una de leche.

Receta original del arroz con leche

Si queréis ser muy puristas y probar a preparar la primera receta de arroz con leche, aquí os la dejamos:

“Después de lavado el arroz con cuatro aguas, se ha de enjugar del agua, y para doce escudillas de arroz se echará libra y media de arroz, y después de enjuto se echará a cocer en una azumbre de agua y sal, y estando cocido que esté bien seco, se le echará una azumbre de leche, y una libra de azúcar, se pondrá a cocer con poca lumbre, porque no se esture, meneándolo, porque no se pegue, y estando embebida la leche se tapará para que repose y se harán las escudillas y le echará por encima azúcar y canela”.

Una arroz, muchos tipos de leche

Aunque, en la actualidad, solemos preparar el arroz con leche de vaca, existen variantes, tanto en el mundo, como en la historia de esta receta, debido al tipo de lácteo usado.

Por ejemplo, antes del siglo XVIII era común el uso de leche de origen vegetal para sustituir a la de vaca, durante la época de vigilia, ya que la Iglesia prohibía consumir lácteos y huevos en ese periodo. Esto es un recurso similar al que utilizan hoy los veganos para sustituir la leche de vaca, así que esa solución histórica también se utiliza hoy en día en mesas de todo el mundo.

También existen zonas de países como India o Filipinas, con menos tradición de pastoreo, que hacen postres muy parecidos con leches, por ejemplo, de coco.

En definitiva, el arroz con leche ofrece muchas posibilidades para crear la que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.

Beneficios del arroz integral

El arroz integral es una excelente fuente de energía, ya que aporta hidratos de carbono complejos, que proporcionan glucosa al organismo de forma bastante rápida y sostenida en el tiempo, lo que permite mantener constantes los niveles de azúcar en la sangre. Por esto, es muy recomendable para deportistas y ayuda a mantener la energía durante el día y no sentirnos cansados.

Además, el arroz integral es una fuente rica de vitaminas (sobre todo del grupo B: B1, B2, B6 y vitamina E), grasas saludables, proteínas y minerales, en especial potasio, fósforo y magnesio y, en menor medida, calcio, sodio y selenio. Y, como no tiene gluten, los celíacos lo pueden comer sin problemas.

En definitiva, el arroz con leche es un postre exquisito, y preparado con arroz integral, además será muy nutritivo, así que ¡a disfrutar!

Ingredientes

  • 1 pack de vasitos de arroz integral Brillante
  • 1 vasito de arroz de leche
  • 1 vasito de arroz de nata
  • Palo de canela
  • Cáscara de limón
  • Azúcar
  • Anís estrellado
  • Canela en polvo

Autor

Daniel del Toro Daniel del Toro Daniel del Toro es un cocinero, empresario, comunicador gastronómico, onubense que participó en la 4 edición de MasterChef. Ha sido Premio #Blogosur 2017 al mejor twitero Gastronómico.

También te puede gustar