BrillanteRecetasRecetas con arroz basmatiBrochetas de langostinos y verduritas estilo oriental con arroz y chía

Brochetas de langostinos y verduritas estilo oriental con arroz y chía

350 cal/ración

Por Núria Bartolomé

Ingredientes

Una receta de...

Núria Bartolomé

Trucos para ensartar las brochetas

Si piensas que ensartar una brocheta no tiene ninguna dificultad es porque, una de dos: eres más de comértelas que de prepararlas o ya conoces los trucos que vamos a revelarte a continuación. ¿A que estamos en lo cierto? Sea como sea, toma nota:

Si los palillos o brochetas son de madera, déjalos unos 20 minutos en remojo antes de usarlos. De esta forma, no se quemarán cuando vayas a asarlos (ya sea a la plancha, al fuego o a la brasa).

Si los palillos o brochetas son de hierro, engrásalos con aceite para que la carne, el pescado o las verduras no se queden adheridas durante el cocinado.

– Si lo que vas a ensartar en la brocheta son frutas o alimentos crudos, obviamente no necesitarás tener en cuenta ninguno de los consejos anteriores.

– Para que no se te resbalen durante el ensartado, te recomendamos que utilices media cebolla, media manzana, media patata o cualquier otro ingrediente de textura parecida que puedas colocar en la tabla boca abajo de forma que, cada vez que vayas a ensartar un ingrediente, claves ahí el palillo o la brocheta. Así evitarás pinchazos y resbalones.

¿Cómo incluir la chía en el menú?

Seguro que ya ha llegado a tus oídos lo beneficiosa que es la chía para el organismo, la cantidad de omega 3, proteínas, hierro, calcio y demás propiedades que tiene, pero… ¿Sabes cómo incluirla en tus comidas?

Al tratarse de una semilla procedente de América que hace relativamente poco que llegó a nuestras cocinas, todavía no es muy habitual en nuestra mesa. Por eso es normal que te preguntes si tienes que hervirla, asarla, si la puedes comer cruda, si añadirlas a ensaladas, a postres…

Pues bien, todas las opciones anteriores son correctas; la chía se puede comer cruda, cocida e incluso como harina.

Para ponértelo lo más fácil posible, aquí tienes algunas ideas de platos, menús o postres donde incluirla:

Pudin de chía. Rellena un recipiente que tenga tapadera de leche de coco, de soja, de almendra o de arroz y añade chía. Tápalo y déjalo enfriar durante la noche en la nevera. Al día siguiente estará listo para comer. Eso sí, añádele fruta o cereales para aportarle más sabor.

Batido de chía. Hidrata una cucharada de chía con agua y, pasados unos minutos, añádela a tu smoothie de fruta.

Yogur con chía. Basta con que añadas una cucharada de semillas de chía a tu yogur favorito. No es necesario que la hidrates o hiervas antes.

– Repostería con chía. Puedes incluirlas en la elaboración de galletas de trigo, galletas de avena, magdalenas, bizcochos, etc.

Ensaladas con chía. Da un toque saludable a tus ensaladas espolvoreando una cucharadita de chía sobre ellas.

Una vez que comiences a incluirla en tus menús, verás como las posibilidades son prácticamente infinitas.

Valora esta receta

Anónimo
Anónimo
Anónimo
Anónimo
Anónimo

Una receta de...

Núria Bartolomé

Si te ha gustado esta receta, te gustará

Artículos relacionados

Hoy en portada

arroz con leche de almendra
0,0

90

4

Arroz con leche de almendra, receta sencilla y sabrosa. Aprende a preparar este postre tradicional. ¡Haz clic aquí!