BrillanteRecetasRecetas con carne y arrozArroz al curry con pollo

Arroz al curry con pollo

30
00:30:00
30
00:30:00
3
330 cal/ración

Por Brillante

Ingredientes

Una receta de...

Brillante

Brillante, te lo pone fácil

Brillante

A modo de consejos, si quieres que tu arroz con curry y pollo quede especialmente cremoso, puedes añadirle a la cocción un chorrito de leche y una cucharadita de harina para preparar una salsa más bien espesa. ¡Te quedará espectacular! Además, gracias a la variedad de arroz Brillante Sabroz, tendrás la tranquilidad de haber hecho un arroz perfecto y que adhiere todo el sabor del resto de ingredientes.

Esta receta es ideal para disfrutar de una comida exótica sin pasar horas y horas entre los fogones de la cocina. Este arroz es el plato que debes preparar cuando tienes prisa por cocinar para comer al instante o preparar el táper del día siguiente. Sigue el paso a paso que te ofrecemos en esta página y disfruta del resultado.

Combinación deliciosa y fácil de hacer

No creas que es una receta simplona por pensar que solo lleva arroz y pollo. ¡Al contrario! La combinación de sabores entre el arroz, el pollo y el añadido de pimienta y curry hace de esta receta una explosión de sabores exóticos que te llevarán mentalmente de viaje a India. ¡Solo tienes que dejarte llevar por sus olores y sabores y disfrutar de una exquisita receta!

Además, si quieres una combinación única y completa, puedes probar a acompañar tu plato de arroz con curry y pollo con un poco de pan naan indio, relleno de queso o sin él. Verás que es todo un éxito.

De dónde viene el curry

El pollo al curry es una de las recetas más comunes de las cocinas procedentes del sur de Asia, sobre todo la India. Sus ingredientes originales son pollo, evidentemente, y una salsa se que elabora con un sofrito de cebolla y tomate que después se condimenta con distintas especias e ingredientes, como son el ajo, el jengibre, la guindilla, canela, cardamomo y comino.

Es a este tipo de guisos que contienen esta salsa y esta elaboración a los que se llama comúnmente curry, aunque nosotros también le damos el nombre a la especia en polvo que compramos en el supermercado y que contiene todas las anteriores. En algunos casos, a la mezcla de la salsa se le añade algo de leche para disminuir el picante en el paladar.

Este plato es originario de la India, donde las únicas tres proteínas de origen animal que se consumen son el cordero, la cabra y el pollo, puesto que no comen ni ternera ni cerdo.

Aunque es un plato originario de la India también se come en otros países asiáticos, pero con ligeras variaciones. Aun así, quien popularizó el plato fue Gran Bretaña, que cuando colonizaron el país asiático quedaron encantados con el plato. Así que lo exportaron.

La globalización del curry también se debe a todos los emigrantes de la zona del sur de Asia hacia Gran Bretaña por la colonia. El plato se popularizó tanto, que incluso en la ceremonia de coronación de la reina Isabel II se sirvió un guiso con este estilo.

En su origen, el curry era una especie de pasta que se elaboraba machacando en un mortero las hojas del árbol del curry, cuyos frutos también pueden comerse como postre. Las hojas también tienen un uso terapéutico. Se trata de un árbol con muchas propiedades, que van desde las antidiabéticas a las antioxidantes, así como antiinflamatorias o antimicrobiales, que ayudan a regular el colesterol alto y otras que actúan como protectoras del hígado.

Sin embargo, lo que hoy en día y en occidente conocemos por curry es algo totalmente distinto. Como hemos dicho antes, la especia curry que usamos hoy en día es una mezcla en polvo de distintas especias, donde la cúrcuma le da su característico color amarillo.

La cúrcuma, también, es la especia base para este preparado, y una de las que sí o sí tienen que aparecer en la receta para poder llamarse curry. Las otras básicas son el cilantro, el comino y la alholva. Después hay quien va añadiendo ingredientes según la receta que más le convenga. Estos ingredientes van desde la nuez moscada hasta el jengibre, pasando por semillas de amapola, el clavo, la canela, el anís, el ají y una combinación distinta de chiles que le dan el grado de picor distinto a cada receta. De esta variedad de chiles nace el curry de distintos colores al original (de claro color amarillo debido a la cúrcuma), como son el curry amarillo y el curry verde, que no es ni más ni menos que el que tiene mayo cantidad de chiles de estos colores.

Tikka Masala, el pollo con curry estilo hindú

Esta receta que te proponemos hoy es una versión del pollo tikka masala típico hindú. Aunque no hay una receta única y estricta para llevar a cabo, muchas de ellas, además de lo que te hemos mencionado, incorporan ingredientes como la leche de coco, la nata o la salsa de tomate, que le dan una textura mucho más cremosa al plato.

Existe alguna diferencia, sin embargo, en la forma de nombrar los platos, como que el curry se refiere al guiso en sí, mientras que la masala es un conjunto de especias con las que se adereza la carne y entre las cuales se encuentra el curry.

Valora esta receta

Anónimo
Anónimo
Anónimo
Anónimo

Una receta de...

Brillante

Brillante, te lo pone fácil

Brillante

Si te ha gustado esta receta, te gustará

Artículos relacionados

Hoy en portada

arroz catalana
0,0

40

Fácil

4

Arroz catalana con embutidos, receta fácil y deliciosa. Descubre cómo prepararlo en 5 pasos. ¡Haz clic aquí!

arroz con leche de almendra
0,0

90

4

Arroz con leche de almendra, receta sencilla y sabrosa. Aprende a preparar este postre tradicional. ¡Haz clic aquí!