Arroz con bacalao y alcachofas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Elaboración

  • Para preparar esta receta, lo primero que haremos será dejar listo el bacalao para su posterior cocinado. Es importante tener en cuenta que, si se trata de bacalao salado, lo tendremos que haber puesto en agua fría con días de antelación para que esté perfecto. Y si prefieres optar por algo más sencillo, como puede ser el bacalao congelado, lo descongelaremos previamente. Luego, le quitaremos la piel, lo cortaremos en dados y lo reservaremos.

    Posteriormente, agregamos el aceite de oliva en una cazuela u olla a fuego medio y doramos el ajo picado. Cuando lo hayamos hecho y el fuego haya alcanzado la suficiente temperatura, añadimos la cebolla picada, sazonamos y removemos constantemente, para que en ningún momento se nos queme. Dejamos pochar.

    Después de comprobar que la cebolla y el ajo estén bien cocinados, llega el momento de agregar el pimiento rojo cortado en juliana. Dejamos que se cocine durante unos 5-6 minutos. Y, una vez haya adquirido una textura más suave, incorporamos las judías troceadas, el vasito con los guisantes congelados y las alcachofas, bien limpias y troceadas en cuartos.
    Dejamos que las verduras se cocinen durante 10-12 minutos y, cuando veamos que están bien hechas, añadimos el pimentón y el tomate triturado. A fuego medio, dejamos que el tomate comience a calentarse poco a poco y lo mezclamos bien con el resto de los ingredientes de la cazuela, para que el sabor quede bien impregnado. Cocinamos durante 5 u 8 minutos más.
    Llega el momento de agregar el arroz. Lo añadimos y removemos durante un minuto. De inmediato, añadimos el caldo de pescado. A media cocción, cocinamos durante 15 minutos.

    Incorporamos el ingrediente principal y que no puede faltar: el bacalao. Una vez añadido a la cazuela, lo cocinamos durante 3-5 minutos más. Si es necesario, a medida que se va haciendo el bacalao con el resto del arroz, rectificamos de sal. Después, incluiremos un poco de azafrán para darle color y un toque más especial de sabor.

    Una vez pasado el tiempo de cocción, ya tendremos listo este riquísimo arroz con bacalao y alcachofas. Tan solo será necesario dejarlo reposar 5 minutos y estará listo para servir. ¡Una exquisitez al alcance de todos!

     

     

Si este fin de semana tienes visita en casa y todavía no sabes qué vas a cocinar como primer plato, en Brillante te damos la opción perfecta para que finalmente dejes de pensar. ¡Cocina este arroz con bacalao y alcachofas! Este plato es uno de esos primeros que siempre triunfan, pues la delicadeza de un pescado como el bacalao mezcla a la perfección con una verdura de sabor intenso como es la alcachofa.

La combinación del arroz y el bacalao con esta destacada hortaliza es perfecta, gracias al equilibrio de sabores que se crean en una misma receta. Por eso, si quieres cocinar un plato como si fueras un verdadero chef, sigue los pasos de elaboración que te indicamos. Solo así conseguirás un arroz al punto, donde protagonismo real lo adquirirá la melosidad aportada por el bacalao. En definitiva, una receta que promete convertirse en una imprescindible de tu menú mensual.

Las alcachofas, una gran hortaliza como producto estrella de este plato

Para sacar el máximo partido a esta receta, no podemos dejar pasar por alto la presencia de esta rica hortaliza. Las alcachofas son muy apreciadas por su delicioso sabor, pero es cierto que muchas personas sienten pereza a la hora de cocinar recetas que las incluyan, debido a que su preparación previa puede ser un proceso algo laborioso. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. En Brillante os indicamos cómo pelar y preparar las alcachofas, para disfrutarlas en platos de arroz y sin apenas tener que invertir tiempo ni esfuerzos.

Para empezar, se limpian y se pelan retirando las hojas más externas, simplemente tirando de ellas hacia abajo. Una vez apartadas las hojas, observaremos el interior de la alcachofa (su corazón), el cual tiene otro color más amarillento y menos verdoso.  Así que, después de que estén completamente peladas, el siguiente paso es cortar la punta de la alcachofa para que el corazón quede totalmente limpio. Este le podemos dejar entero, cortarlo en mitades o en cuartos. Pero en nuestra receta de arroz con bacalao y alcachofas lo tendremos que cortar en cuartos, con la intención de que la hortaliza quede bien distribuida por todo el cocinado.

Antes de proceder a cocinarlas, y según las vamos limpiando, es conveniente que las metamos en un bol con agua y unas ramitas de perejil, para evitar la oxidación de las mismas. Y una vez todas limpias, ya estarán listas para cocinarlas como deseemos. Sencillo, ¿verdad?

Además, su consumo es muy beneficioso para nuestra salud, pues son ricas en fibra, cuentan con flavonoides que nos protegen contra las enfermedades cardíacas y contienen fósforo, hierro, magnesio y potasio, así como vitamina B1 o vitamina C.

Ahora que ya conoces lo fáciles que son de limpiar y los importantes beneficios que proporcionan a nuestro organismo, ¿te animarás a incluir esta hortaliza más a menudo en tus recetas? Puedes comenzar haciéndolo en este arroz con bacalao y alcachofas.

El truco Brillante: el azafrán

¿Sabías que el azafrán está considerado como una de las especias más caras del mundo? Y es que, aunque muchos de nosotros hagamos uso de ella en diferentes cocinados y recetas, lo cierto es que es un condimento muy codiciado, y se considera un ingrediente de lujo en la cocina.

Como dato curioso, podemos decir que el mayor productor y exportador de azafrán es Irán, seguido por España, Marruecos, India y Grecia. Pero, ahora bien, si hablamos en términos de calidad, el azafrán español es el mejor del mundo por el tamaño de las hebras y por tener un aroma muy floral.

Hacer uso de esta especia en determinadas recetas dará un color especial y llamativo a los cocinados, y un claro ejemplo es añadir un toque de azafrán en este arroz con bacalao y alcachofas. Sin embargo, lo que aporta no solo es el color, sino que ayuda a combatir los estados depresivos y a mejorar la digestión cuando se consume en pequeñas cantidades.

A día de hoy, es un ingrediente esencial de muchas recetas, sobre todo en paellas, arroces y risottos, pero también de algunos platos de carne, pollo, pescado y e incluso postres. Así que, si quieres que tus invitados y familiares queden prendados de un toque de sabor y olor de lo más rotundo e intenso, añade azafrán en algunos de los platos que elabores. Y… ¿por qué no comenzar añadiéndolo a esta receta que te hemos presentado hoy?

Ingredientes

  • Sabroz: 350 g Arroz Sabroz
  • 250 g de bacalao desalado
  • 1 cebolla
  • 4 alcachofas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 l de caldo de pescado
  • 2 tomates triturados
  • Medio pimiento rojo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Azafrán

Autor

Daniel del Toro Daniel del Toro Daniel del Toro es un cocinero, empresario, comunicador gastronómico, onubense que participó en la 4 edición de MasterChef. Ha sido Premio #Blogosur 2017 al mejor twitero Gastronómico.

También te puede gustar