Arroz cantonesa

numero de comensales 3
tiempo de preparacion 30
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Elaboración

  • ingredientes para arroz cantonesa

    En una cazuela, cocemos los 240 gramos de arroz Brillante Sabroz con abundante agua y sal. Una vez que lo tengamos cocido (en unos 18 ó 20 minutos), lo escurrimos y lo reservamos. Para que el arroz quede suelto es muy importante que estemos pendientes de la cocción, para que así no se pase ni acabe por pegarse a la olla porque el agua se evapora demasiado rápido. 

    Cortamos los puerros en láminas finitas, pelamos la zanahoria y la cortamos en cubitos. Esta mezcla de puerro y zanahoria dará un sabor maravilloso a nuestro arroz.  

    salteamos el puerro, la zanahoria y los champiñones

    Lavamos los champiñones y los cortamos también en láminas.  

    En una sartén ponemos un chorro de aceite de oliva y salteamos las verduras que previamente hemos cortado.  

    añadimos el maíz y los guisantesañadimos el arroz a la sartén

    Cuando ya estén las verduras más o menos pochadas le puedes añadir el maíz y los guisantes. Recuerda escurrirlos bien para que no tengan ningún líquido de la conserva y así evites que salte al contacto con el aceite caliente y puedas quemarte.

    Finalmente incorporamos el arroz a la mezcla con las verduras. Si quieres puedes condimentar el plato con un chorro de salsa de soja. Así, tu plato pasará de estar rico a estar muy rico. ¡Buen provecho!

    sazonamos con la salsa de soja

Este plato de arroz cantonesa es una receta completa de sanas verduras salteadas en una sartén con aceite de oliva. Por ello, se trata de una receta ideal si estás buscando una dieta equilibrada, saludable y rica en minerales y vitaminas sin renunciar a sabores deliciosos. Hazte con nuestro arroz Brillante Sabroz y disfruta de un plato exquisito y sano. ¿Más ideas? Prueba esta receta de Arroz con verduras.

Orígenes del arroz a la cantonesa 

El arroz a la cantonesa o arroz cantonés es una variante del arroz frito chino, originario de la ciudad del sur de China, Cantón. Esta ciudad se erigía como uno de los focos más importantes para el mercado entre los siglos XVIII y XIX, no solo con el resto de Asia sino también con Occidente, por lo que la fusión de culturas y también de las distintas cocinas estaba asegurada.

Hay quien dice que el nombre original de este plato es chow fan, y se conoce como una receta de aprovechamiento de distintos ingredientes que sobran de otras recetas. En la receta original el ingrediente principal es el arroz, cocido y salteado a la forma de un wok. Se mezcla con un mix de verduras como la cebolla china y la zanahoria, así como trozos de tortilla de huevo, gambas y algo de carne.

En algunas recetas se mezcla también con polvo de curry, que le da un color amarillo muy característico y un sabor diferente. Este arroz tiene numerosas variantes dependiendo de la zona en la que se prepare.

Además, el plato también se exportó fuera de Asia y se fusionó con la gastronomía propia de muchos países de latinoamérica, donde la población migrante procedente de China y Japón era muy numerosa. Sin embargo, en cada zona se conoce con un nombre distinto. Mientras que en España lo conocemos popularmente como arroz tres delicias, en Chile se nombra como arroz chaufán (un nombre bastante fiel al original), muy parecido al “chaulafán” de Ecuador. En países como Colombia, Venezuela y Honduras directamente se le llama arroz frito; en Paraguay, Puerto Rico o Panamá es arroz frito.

En Perú se conoce popularmente como arroz chaufa, y es que en este país especialmente la cocina china tiene una gran influencia. A la mezcla de cocina autóctona de Perú con la gastronomía asiática se la llama gastronomía chifa. No solo cuenta con influencias chinas, sino también vietnamitas, coreanas y de Asia Central.

El arroz y la cocina chifa 

Se dice que el término chifa proviene directamente del cantonés, como nuestro arroz. Viene de la unión entre las palabras chi y fan, que significan “comer” y “arroz”. Al parecer los limeños acabaron por adoptar esta expresión alrededor de 1930, al oír a los chinos que tenían fondas en Perú llamar con esa voz a la mesa.

La historia cuenta que prácticamente todos los migrantes chinos que llegaban a Perú lo hacían en condiciones de esclavitud, dado que pese a que llegaban con la promesa de un contrato de ocho años con los latifundistas, la mayoría contraían demasiadas deudas durante el viaje. Empezó a llamarse a estos inmigrantes culí o culíes. Los que conseguían pagar sus deudas solían montar locales, conocidos como fondas, donde además se podía pasar la noche.

Poco a poco se fueron abriendo fondas que cada vez tendrían más renombre. Es así como las clases altas de la población limeña aceptaron en su abanico gastronómico elementos propios de la cocina de los migrantes chinos, como pueden ser la salsa agridulce, sus sopas características y, efectivamente, el arroz chaufa o arroz cantonés.

Este tipo de cocina trascendió también a las casas. Pronto las amas de casa empezarían a incorporar a sus platos ingredientes como el jengibre, la salsa de soja, la cebolleta y la col china. La comida chifa empezó a popularizarse mucho y con ella los locales que vendían este tipo de comida, a los que también se denominaría chaifas. Sería en 1950 cuando el primer recetario de comida chifa, que estaba incluido dentro de un libro con recetas de comida criolla y repostería tradicional peruana.

El arroz a la cantonesa en otros lugares del mundo 

El consumo del arroz a la cantonesa o arroz chino no solo se quedó en Perú y otros países de Latinoamérica. También se extendió como plato popular de la comida rápida en Estados Unidos, especialmente en la zona de San Francisco, otro de los lugares en los que la migración china y japonesa era bastante numerosa.

De hecho, en esta región se tenía como un arroz propio de los obreros chinos que trabajaban en las obras del ferrocarril, y que habían adaptado esta receta debido a sus pocos recursos económicos. La sencillez y rapidez con que se puede preparar este plato, además de su versatilidad, otorgaba a los obreros la posibilidad de combinar el arroz con cualquier otro alimento que sobrase de sus comidas anteriores.

En España lo conocemos como arroz tres delicias. Y suele servirse con trocitos de tortilla francesa, guisantes y gambas. Aunque las posibilidades aquí son infinitas. Puedes ponerle, como en la receta que te hemos propuesto, puerro y champiñones para hacer de este plato una delicia vegetariana, o probar incluyendo trozos de jamón york o cualquier otro tipo de verdura.

Y es que la verdad es que este plato de la cocina china está pensado para obtener el máximo aprovechamiento de todos los ingredientes que tengamos a mano para obtener un plato sabroso y nutritivo en muy poco tiempo.  

Ingredientes

  • 240 gr de arroz Brillante Sabroz
  • 2 puerros pequeños
  • 250 gr de champiñones
  • 1 zanahoria a cubitos
  • 1 puñado de maíz en conserva
  • 1 puñado de guisantes
  • Aceite de oliva
  • Salsa de soja (opcional)

Autor

Brillante Brillante Brillante, te lo pone fácil

También te puede gustar