Arroz blanco al horno

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Elaboración

  • Comenzamos reuniendo todos los ingredientes que vamos a necesitar para preparar este arroz blanco al horno. Mientras tanto, precalentamos el horno a 180ºC.

    Cortamos la patata en rodajas y pelamos un poco la cabeza de ajo y, en una cazuela que se pueda meter en el horno, ponemos a freír las patatas y el ajo.

    Añadimos el arroz, cuando la patata ya esté un poco dorada, y lo freímos un poco. Luego lo cubrimos con el agua, salpimentamos y lo metemos en el horno unos 20 minutos.

     

Vídeo receta

Sencillo, sano y exquisito…Este arroz blanco al horno es una receta deliciosa para comer sola o con una gran variedad de platos. Lo podemos usar para acompañar cualquier plato de carne o pescado o bien directamente con un huevo frito y tomate.

Ventajas de cocinar al horno

Al preparar esta receta de arroz blanco al horno, comprobarás que no solo es exquisita, sino que también es muy saludable. Esto se debe a que cocinar al horno tiene muchas ventajas, que a continuación te explicamos.

Potencia el sabor de los ingredientes

El calor del horno provoca que disminuya la humedad y su efecto sobre los alimentos es que aumentan su densidad y, por tanto, sus sabores adquieren mayor intensidad. Este efecto se produce en todo tipo de alimentos, incluidas las carnes, verduras y cereales. Como resultado, obtenemos un plato con una textura, aroma y gusto único.

Bajo contenido calórico

Cocinar al horno es una de las formas más saludables, ya que no se le añaden calorías a los alimentos ni grasas, durante el calentado, a diferencia de, por ejemplo, cuando freímos un plato o cuando lo guisamos en una salsa.

Como comentamos previamente, el horneado intensifica los sabores de los alimentos y, por tanto, los platos horneados suelen requerir menos condimentos y otras adiciones que suelen aumentar el contenido calórico de una receta.

Conserva todos los nutrientes de los alimentos

El efecto del horneado provoca que los alimentos creen una corteza en su superficie que supone una especie de blindaje, que impide que los nutrientes se escapen. Por eso, es una de las formas de cocinado en la que los alimentos pierden menos nutrientes, conservando tanto las vitaminas como los minerales.

Una textura inmejorable

El calentado lento que permite el horneado provoca que los ingredientes conserven mejor su jugosidad y la intensidad de su sabor. Esto es muy evidente en los pescados, por ejemplo.

Muy funcional

Aunque esta ventaja no está directamente relacionada con la cocina, el poder preparar una receta en el horno es una gran solución para esos días en los que no tienes tiempo para resolver todas las tareas del día y no puedes dejar una del lado, como cocinar. Y es que el horno ofrece la ventaja de cocinar los alimentos mientras tú avanzas en otros quehaceres.

Ingredientes

  • Sabroz: 320 g Arroz Sabroz
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 patata mediana
  • 1000 ml de agua (3 veces de arroz)
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Un tomate maduro
  • Sal

Autor

Daniel del Toro Daniel del Toro Daniel del Toro es un cocinero, empresario, comunicador gastronómico, onubense que participó en la 4 edición de MasterChef. Ha sido Premio #Blogosur 2017 al mejor twitero Gastronómico.

También te puede gustar