Risotto de champiñón, zanahoria y calabacín

numero de comensales 3
tiempo de preparacion 30
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Elaboración

  • Ingredientes para Risotto de champiñón, zanahoria y calabacín

  • El primer paso para nuestro risotto con champiñones, zanahoria y calabacín es cortar las verduras. La forma más adecuada será picarlas en dados, puesto que luego las cocinaremos en el microondas. Cocinar en este electrodoméstico nos hará utilizar muchísimo menos aceite del que usamos cuando cocinamos en sartén, además de ahorrar tiempo.

  • Ponemos los dados de champiñones, calabacín y zanahoria en un recipiente apto para microondas, añadimos el aceite, así como la sal y pimienta al gusto. Removemos los ingredientes bien para que queden impregnados, tapamos y lo ponemos en el microondas durante 3 minutos a máxima potencia. Después de los tres minutos, sacamos el recipiente con cuidado de no quemarnos, volvemos a remover y repetimos la cocción de otros tres minutos también en el microondas.

    aliñamos la verdura cortada en un bolintroducimos el bol de verdura en el microondas

  • Mientras las verduras se están cocinando en el microondas empezaremos a cortar la cebolla en trocitos muy pequeños. Puedes hacerlo a mano o utilizar algún utensilio como una picadora. En una sartén pondremos la cucharada de mantequilla o margarina a derretir a fuego medio. Una vez que se haya evaporado, incorporamos la cebolla picada al fuego y añadimos sal para pocharla.

  • Una vez que tengamos la cebolla bien pochadita, añadimos el arroz Brillante Sabroz a la sartén y removemos para que se dore un poco y se mezcle con la cebolla. En este plato (a diferencia de otras recetas de arroces), remover sí que es esencial para tener un buen resultado, puesto que todos los ingredientes deben quedar perfectamente integrados.agregamos cebolla a la sartén con mantequillaañadimos el arroz a la sartén

  • El siguiente paso es añadir las verduras que previamente hemos cocinado en el microondas y que ya están blanditas y listas para usarlas en nuestra receta. añadimos las verduritas

  • Cuando ya lo tengamos todo en la sartén añadimos las dos cucharadas de vodka y la cucharadita de vinagre y removemos. Lo dejamos un par de minutos para que el alcohol del vodka se evapore. Añadimos entre 300 y 400 mililitros de agua, sal al gusto y bajamos el fuego a media intensidad para dejar que hierva. 

    echamos vodkaañadimos el vinagre

  • Cuando este agua se haya consumido será el momento de incorporar a la receta nuestras lonchas de queso. Si tienes parmesano es lo ideal, pero podemos ponerle algún otro que tengamos por casa. Primero las cortaremos un poco en tiras para que sea más fácil que se fundan con los demás ingredientes y después removemos bien hasta que el queso haya quedado totalmente fundido con el resto. Añadimos otros 300 o 400 mililitros de agua y dejamos que hierva. Puedes ir probando de vez en cuando para ajustar la cantidad de sal que debemos ir poniendo.

  • Dejaremos que hierva hasta obtener una textura de arroz acuoso pero no caldoso. Y ya tendremos nuestro rissoto súper cremoso con verduras listo. Como complemento, puedes añadir unas hierbas aromáticas como el tomillo o el orégano fresco que le darán un sabor muy particular. 

    añadimos las lonchas de quesoechamos agua

  • Qué aproveche!

Emplatado

Para servir el risotto es muy importante que lo hagas cuando el plato está caliente, justo cuando apagues el fuego, puesto que si lo dejas enfriar el arroz pasará a ser una masa compacta y perderá ese toque que hace a un risotto tan especial. Además, a la hora de servirlo la mejor opción es hacerlo con una cuchara, sin introducirlo en moldes para evitar romper la textura del arroz. La forma del plato en sí no tiene demasiada importancia, pero si lo sirves en un plato hondo o en un cuenco con una forma especial harás de tu receta un plato espectacular.

Si quieres darle un toque especial al emplatado puedes reservar algunos ingredientes, como láminas de champiñón o de calabacín en este caso, dorarlas en una sartén con un poquito de aceite de oliva y después colocarlas encima del arroz cuando lo hayas servido en el plato. También puedes poner algunas láminas de queso, o incluso hacer un crocante con queso rallado, que le darán un toque muy original e interesante.

Maridaje

Este tipo de arroz, tanto por su elaboración como por su acompañamiento de verduras, es perfecto para maridar con un buen vino rosado o banco. Lo ideal es servir el vino bien frío para que en el paladar se pueda apreciar más la cremosidad del risotto.

Los vinos blancos con toques afrutados y aromáticos casan perfectamente con la zanahoria y el calabacín, mientras que algún Chardonnay o un vino con toques más terrosos van estupendos con los hongos, por lo que puede combinar muy bien con nuestros champiñones.

Curiosidades sobre el risotto

El risotto es uno de los platos principales de la gastronomía italiana que se ha ido extendiendo por el resto del mundo. Etimológicamente, el término proviene de la palabra “riso”, que significa ni más ni menos que arroz en italiano. Concretamente, la palabra risotto hace referencia a un plato típico de arroz caldoso que se cocinaba de forma muy popular en las regiones del norte de italia, especialmente en Milán y Lombardía.

El origen de este plato se remonta al Renacimiento, una época de esplendor en Italia en la que el comercio con Oriente estaba a ala orden del día. De allí provenían sus dos ingredientes principales: el arroz y el azafrán. La versión más aceptada sobre quiénes fueron los primeros en disfrutar este plato es que fueron los comensales de la boda del discípulo del pintor Valerio de Flandes con su hija, donde sirvieron arroz coloreado con azafrán, una especia que por entonces no se utilizaba con fines alimenticios, sino como colorante en la preparación de pinturas de color amarillo.

De esta manera, desde sus inicios las recetas de risotto han estado ligadas al azafrán y a eventos importantes, puesto que al conferirle al arroz ese color amarillo todos lo asociaban al oro. La primera receta escrita de este risotto alla milanesa data de mediados del siglo XIX, en el libro de Giovanni Felice Luraschi Nuevo cocinero económico milanés. Entonces la receta incluía arroz, mantequilla, cebolla y caldo de ave, pero hoy en día ha ido evolucionando y podemos encontrar numerosas recetas de risotto con muchos ingredientes distintos.

Y es que este plato surgió de la experimentación y el aprovechamiento de ingredientes, por lo que podemos conjugarlo con prácticamente cualquiera. Aunque en esta ocasión te hemos propuesto una receta de risotto de verduras, ¿por qué no te animas a probar con otros ingredientes y jugar con tu imaginación?

Ingredientes

  • 2 vasos de arroz Brillante Sabroz
  • 6 champiñones grandes (aproximadamente)
  • ½ calabacín grande
  • 1 zanahoria grande
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 cucharada de mantequilla o margarina
  • 1 cucharada de aceite
  • 2 cucharadas de vodka
  • 1 litro de agua (aproximadamente)
  • 1 cucharadita de café de vinagre
  • 2 lonchas de queso cremoso
  • Pimienta
  • Sal

Autor

Brillante Brillante Brillante, te lo pone fácil

También te puede gustar