BrillanteRecetasRecetas con pescado y arrozArroz con pescado

Arroz con pescado

40
00:20
40
00:20
4
315 cal/ración

Por Brillante

Ingredientes

Una receta de...

Brillante

Brillante, te lo pone fácil

Brillante

Tips y consejos para un arroz de diez

Hacer un arroz con pescado es bastante fácil, aunque tiene sus trucos. Por ejemplo, debemos hacer un buen sofrito, ya que será la base de nuestro arroz. No tengas prisa en acabarlo, ya que un plato elaborado con paciencia y con mimo puede marcar la diferencia.

Otro punto a tener en cuenta es el caldo. Puedes poner simplemente agua y que todos los ingredientes cuezan juntos, o en ese agua puedes disolver una pastilla de caldo concentrado. Pero si de verdad quieres un excelente resultado, te recomendamos que optes por un caldo casero, también llamado fumet cuando es de pescado.

Para hacerlo puedes usar las raspas de pescado de otras recetas y las cabezas de las gambas y langostinos, por ejemplo. Y si quieres todavía más sabor puedes añadirle algunas verduras como la cebolla. El puerto o el apio también son siempre un estupendo complemento para cualquier receta de caldo.

Si quieres puedes poner también un chorrito de vino para darle un toque de acidez. Si haces esto, recuerda que si vas a servir vino durante la comida para acompañar al arroz debes usar el mismo para su elaboración. Hay ciertos mitos alrededor de cocinar con vino, como por ejemplo que hay que usar el vino malo para la cazuela y el bueno para la copa. Nada más lejos de la realidad. La primera norma para cocinar con vino y tener éxito es utilizar el mismo en la elaboración del plato que como vino de mesa. Así conseguirás que todo tu menú tenga una coherencia y cohesión increíbles.

Ahora que ya tienes las claves de este arroz caldoso, ¿estás listo para cocinar?

Arroz y almejas, buena combinación

Las almejas son un marisco muy socorrido a la hora de cocinarlo con pescado. Normalmente las encontramos en recetas como paellas a la marinera o mixtas. También es muy típico encontrarlas en los platos de arroz con bogavante, por ejemplo.

¿Sabías que las almejas son uno de los animales más longevos? Pueden llegar a a vivir hasta 150 años, aunque la edad media está entre los 3 y los 10 años. La más longeva, eso sí, cuenta con más de 500 años. Puedes saber la edad de una almeja a través de su concha, ya que cada año que vive añade una estría más a su caparazón. Algo similar a los anillos de los árboles.

Y es que hay muchísimas variedades de almejas. La más grande es la almeja Geoduck, mientras que la más cara es la almeja perlífera gigante de río, que vive en la cuenca del Ebro, en Aragón, de las que no quedan muchos ejemplares. Las que solemos tomar con más asiduidad en la cocina son la almeja japónica, la fina, la babosa y la rubia.

Las almejas tienen muchas propiedades nutritivas y para la salud. Quizás la más importante sea su enorme cantidad de hierro, más que la carne, que nos ayuda a combatir la anemia. Comparte esta cualidad con otro molusco bivalvo, el mejillón. Por otro lado, al tener un gran aporte de calcio ayudan a nuestros huesos y dientes a permanecer fuertes. Nuestro sistema inmunológico también se ve beneficiado del consumo de almejas, ya que gracias al zinc las defensas se verán reforzadas.

Un truco Brillante: ¡las alcachofas!

Siempre que vayamos a preparar arroz y queramos incluir alguna verdura en la receta, las alcachofas son una excelente opción. Puedes comprarlas en conserva, ya prácticamente cocinadas y listas para escurrir y añadir a tu receta, o bien congeladas o frescas. Si optas por comprarlas frescas en cualquier frutería o supermercado puedes encontrarlas. Eso sí, cuando vayas a elegirlas no dudes en palparlas. Debes comprobar que las hojas de la alcachofa estén juntas y que además al tacto esté durita y firme, al igual que el tallo. Si no tienen esta textura, no te decantes por esa.

A la hora de pelarla es importante que lleguemos hasta el corazón. Para ello, con la ayuda de un cuchillo ve quitando las hojas más superficiales y duras hasta llegar al interior, que es la parte más tierna y aprovechable de la alcachofa. Para que no se oxiden si no vas a usarlas inmediatamente después de pelarlas puedes meterlas en agua con un chorro de limón. Esto además les dará un toque cítrico que queda muy bueno en la receta. Especialmente en el arroz con pescado le dará un sabor muy curioso y bueno. ¿Te animas a introducir las alcachofas en tus recetas de arroz?

Valora esta receta

Anónimo
Anónimo
Anónimo
Anónimo
Anónimo
Anónimo

Una receta de...

Brillante

Brillante, te lo pone fácil

Brillante

Si te ha gustado esta receta, te gustará

Artículos relacionados

Hoy en portada

onigirazu
0,0

30'

Avanzado

4

Conclusión En conclusión, el onigirazu es una opción versátil y deliciosa que combina lo mejor de la cocina japonesa con un toque moderno. Su preparación no solo es sencilla, sino que también ...

0,0

40

Medio

2

Conclusión Ahora que ya sabes cómo preparar estos deliciosos makis de salmón, estás listo para impresionar a tus invitados con una receta sencilla y llena de sabor. Emplear estos trucos te hará ...