numero de comensales 8
tiempo de preparacion 40

Ingredientes

  • Arroz Sabroz 120 g
  • Nata 38% M.G. 250 g
  • Leche entera 750 ml
  • Azúcar 120 g
  • Canela 1 palito
  • Piel de limón
  • Huevos 2
  • Sal

Más allá del tradicional y sabroso arroz con leche, existen otras recetas de postres que podemos elaborar con arroz. Alfonso de Rechupete nos trae una de esas opciones a las que no vamos a poder resistirnos, un increíble puding de arroz con leche con el que darle una vuelta a ese plato de toda la vida dándole un toque muy especial y lleno de sabor. ¿A qué esperar para demostrar que eres todo un repostero en potencia?

Un postre para chuparse los dedos

El arroz con leche sigue siendo todo un clásico de nuestra cocina, siendo el preferido de grandes y pequeños por su delicioso sabor dulzón. Este postre ya empieza a aparecer en nuestra gastronomía con la llegada de los árabes, que añadían también miel a la mezcla. Tras la llegada del azúcar a la península, comenzó a utilizarse este ingrediente en sustitución de la miel,dándole ese sabor tan característico al mezclarlo con la piel del limón y la rama de canela. De hecho, también se cree que para la elaboración de esta receta también se usaba la piel de la naranja, ya que ambos cítricos son muy típicos de la cultura árabe. Pero hoy le vamos a dar un toque distinto.

El puding de arroz con leche, también llamado pudin o budin es una receta fácil de ejecutar y con increíbles resultados sin apenas esfuerzo. Partiendo del clásico arroz con leche crearemos un postre muy sabroso y apetecible que culminará una comida especial. Otra de sus ventajas es que te permite elaborarlo con tiempo de antelación, sin prisas ni complicaciones de última hora. Además puedes conservar el puding por varios días en el refrigerador, sin perder ni una pizca de su sabor y agradable textura.

Comprobarás la versatilidad que tiene el arroz incluso en elaboraciones dulces, con recetas sencillas y muy resultonas, como también es el caso de la tarta de arroz con leche. Disfrutarás elaborando este puding de arroz con leche y estamos seguros de que gustará a todo el mundo.

  • Cómo darle la vuelta a un postre tradicional

Si quieres probar esta maravillosa receta, tan solo necesitarás un cazo. Mezclando la leche, la nata, la canela y el azúcar, obtendremos la base del arroz con leche, así como de la leche merengada, que tienes una elaboración muy parecida. Recuerda que debes retirar la piel del limón y la canela antes de echar el arroz, ya que puede trasladarle un toque demasiado amargo al postre. Es tan fácil que no tiene más trucos. ¿A qué esperas para cocinar?

  • Un truco Brillante: ¡la canela!

La clave de un delicioso puding de arroz con leche también radica en los matices, y eso es algo que la canela lo hace fábula. Con una rama de canela conseguimos dotar de sabor a la mezcla, dándole una intensidad muy especial. Un toque canela en polvo al final, le dará el punto final perfecto al puding, aunque no te pases ya que puede darle demasiado amargor. ¿A qué esperas para ponerte manos a la obra?

Elaboración

  • Preparamos todos los ingredientes que vamos a utilizar en esta receta de puding de arroz con leche

  • Ponemos en una cazuela al fuego todos los ingredientes excepto los huevos y el arroz. Removemos hasta que el azúcar se haya diluido y cocinamos 5 minutos.

  • Añadimos el arroz y cocemos 15 minutos más. Retiramos la canela y la piel del limón. Dejamos templar.

  • Añadimos los huevos batidos a la mezcla ya templada y removemos hasta que se integren. Es importante que el arroz ya no esté caliente para que los huevos no se cuajen.

  • Vertemos la mezcla en un molde previamente engrasado con mantequilla, precalentamos el horno y horneamos a 160 ºC unos 30 minutos. El puding estará listo cuando pinchemos con un palito y este salga limpio.

  • Retiramos del horno y dejamos que se enfríe antes de guardarlo en la nevera durante unas horas.

  • Desmoldamos el puding de arroz con leche y lo servimos espolvoreado con canela en polvo, perfecto como postre veraniego y alternativa fresca para disfrutar de un estupendo arroz con leche.

También te puede gustar