Arroz jambalaya

numero de comensales 6
tiempo de preparacion 50
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Elaboración

  • Preparamos todos los ingredientes que necesitamos para hacer nuestro delicioso arroz jambalaya.

  • Cortamos en daditos o «brunoise» toda la verdura. Pelamos y prensamos el ajo.
    Ponemos el aceite de oliva en e la cazuela y añadimos la cebolla y el ajo, sofreímos a fuego medio durante unos 5 minutos.

  • Incorporamos el pimiento verde, el rojo y el apio y lo dejamos durante 10 minutos más o hasta que las verduras estén bien pochaditas.

  • Añadimos el pollo cortado en cubos de unos 3 cm y cocinamos durante un par de minutos.

  • Echamos las especias (tomillo, pimienta negra, copos de chile, laurel ) y la sal, continuamos salteando.

  • Añadimos el tomate natural rallado, mezclamos bien y cocinamos unos 5 minutos. Incorporamos el arroz Sabroz y rehogamos ligeramente mezclándolo con el resto de ingredientes.

  • Agregamos las salchichas y continuamos salteando el conjunto.

  • Incorporamos el caldo y los gambones, probamos el punto de sal por si fuera necesario rectificarlo.
    Cocinamos 18 minutos, hasta que el arroz esté tierno y haya absorbido el caldo.

  • Transcurridos los 18 minutos el arroz estará listo, retiramos la cazuela del fuego y dejamos reposar 2 minutos antes de servir

  • Servimos nuestra deliciosa receta de arroz jambalaya bien caliente, decorado con un poquito de romero fresco, y disfrutamos de este completo y delicioso plato de arroz Sabroz.

El arroz no solo es un alimento muy apreciado en nuestro país, sino en todo el mundo. Ya sea tres delicios en China o en risotto en Italia, el arroz también está presente al sur de los Estados Unidos en una receta muy especial, el arroz jambalaya. Hoy, Silvia Cocinitas nos ayuda a viajar al otro lado del mundo a través de un plato delicioso con toques picantes. ¿Te animas a llenar tu cocina de los aromas de la cocina cajún? ¡Brillante te lo pone fácil!

Descubriendo nuevos lugares a través de la cocina

Cualquier ocasión es buena para deleitarte con una receta y más cuando tienes tiempo de disfrutar de nuevos sabores y texturas. El arroz jambalaya que hoy preparamos con arroz Sabroz, es uno de los platos que mejor representa la identidad de la cocina Cajún: sencillo, sabroso y muy completo, con un toque picante que es muy característico de este tipo de cocina.

La cocina Cajún, localizada en el sur de los EE.UU, se caracteriza por la utilización de aderezos con carácter que aportan sabores intensos (cayena, tomillo, pimienta negra, ajo…) y por la elaboración de sus platos mediante cocciones lentas. Proviene de Luisiana, una tradición implantada por los descendientes de la cultura francesa y española, así como de las Islas Caribe, que surgió en el siglo XVIII. Este tipo de gastronomía se considera rústica y de fusión, ya que mezcla distintas influencias culinarias para elaborar distintas recetas.

Resulta fundamental en la base de cualquier guiso de la cocina Cajún lo que ellos denominan afectuosamente «Holy Trinity» (o Santísima Trinidad), y que no es otra cosa que cebolla, pimiento y apio picados en pequeños cubos, la base de cualquier guiso. Además, sus recetas suelen caracterizarse por ser de un tono rojizo y tener toques de picante, que las hacen inconfundibles.

¿Quieres hacer una receta que te haga viajar otro país? Prueba este cous cous con verduras y langostinos y viaja a Marruecos sin salir de casa.

  • Cómo hacer un sabroso arroz jambalaya

Llena tu hogar de los aromas de la cocina cajún. Recuerda dorar bien la carne para que no quede cruda durante la cocción del arroz. Por otro lado, sabemos que encontrar copos de chile puede ser una tarea difícil. Sustitúyelo por pimienta cayena molida y un poco de pimentón dulce, que le den colorido y ese toque picante que buscamos en el plato. El marisco picante es muy característico de la cocina cajún, presenta también en el famoso gumbo. En esta ocasión utilizamos gambón, pero unas gambitas también funcionan muy bien en este plato.

  • Un truco Brillante: ¡el apio!

Como mencionado anteriormente, es uno de los ingredientes base de la cocina Cajún, y no es un ingrediente difícil de conseguir en nuestro mercado o supermercado de confianza. Es una verdura fresca y fibrosa, por lo que al limpiarlo recuerda quitarle las hebras superiores más duras para que no sea molesto al comerlo. Es rico en fibra e ideal para darle sabor a nuestros caldos, por lo que no dudes en incluirlo.

El apio es una planta típicamente mediterránea cuyo uso ya se conocía en el antiguo Egipto, en cuyos yacimientos arqueológicos se han encontrado algunas guirnaldas tejidas a base de apio silvestre. En la Grecia clásica también se utilizaba este vegetal, pero no como elemento gastronómico, sino como planta sagrada. Su uso era similar al del laurel en los Juegos Olímpicos, y se premiaba con apio a aquellos atletas que ganaban en las pruebas de los Juegos de Nemea. Sin embargo, su utilización en el plano gastronómico no fue muy común hasta ya entrada la Edad Media. 

Esta planta tiene también un amplio historial de usos como parte de la medicina más tradicional. Parece ser que entre sus propiedades podemos encontrar su uso para combatir desde resfriados a una mala digestión, pasando por aliviar la retención de líquidos e incluso algunas dolencias relacionadas con las enfermedades del hígado o del bazo. También se ha llegado a usar para tratar algunos tipos de artritis. 

También es cierto que aunque se trata de una planta de origen Mediterráneo, se pueden encontrar algunas muy parecidas, que comparten parentesco familiar, en otras zonas muy lejanas al Mediterráneo, como pueden ser la India, China, algunas zonas del continente americano como California o la lejana Nueva Zelanda. 

Se cultivan tres tipos de apio, que diferenciamos fundamentalmente y a simple vista por el color. De esta manera, encontramaos el apio amarillo, el apio verde (también conocido como apio Pascal) y el apio nabo. También existen algunas variedades silvestres, pero no son las utilizadas en las cocinas de manera habitual. 

El apio le dará un sabor muy especial a todas tus comidas. Además, puedes incorporarlo en distintas formas, desde ensaladas a guisos, pasando por cremas o purés. ¿Te animas a experimentar en la cocina?

Ingredientes

  • Arroz Sabroz 300 g
  • Cebolla ½
  • Ajo 2 dientes
  • Pimiento verde 50 g
  • Pimiento rojo 50 g
  • Apio 50 g
  • Tomate natural rallado 250 g
  • Pechuga de pollo fresca 250 g
  • Salchichas ahumadas 2
  • Gambón pelado 300 g
  • Caldo de pollo y verduras 700 ml
  • Tomillo 1 cucharadita
  • Copos de chile ½ cucharadita
  • Laurel 2 hojas
  • Pimienta negra molida ½ cucharadita
  • Aceite de oliva 3 cucharadas
  • Sal

Autor

Silvia cocinitas

También te puede gustar