Arroz con manzana

numero de comensales 5
tiempo de preparacion 30
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Elaboración

  • ingredientes para arroz con manzana
    Para comenzar nuestra receta de arroz con manzana, para aproximadamente unos cuatro comensales, pondremos un poco de aceite a calentar en una olla. Picamos bien la cebolla y el ajo y los ponemos en la olla hasta que estén doraditos.
    se sofríe la cebolla con el ajo
    Una vez que hayan cogido color añadimos el arroz junto con las nueces y lo rehogamos todo junto durante unos minutos.
    añadir el arrozañadir nueces al arroz
    Añadimos agua (por cada vaso de arroz, uno y medio de agua), salpimentamos al gusto y subimos el fuego al máximo durante unos tres minutos.

    Pasados esos tres minutos bajaremos el fuego, tapamos la olla y dejamos reducir. El preparado debe hervir durante unos 15 minutos más.
    añadir el agua
    Mientras hierve, lavamos las manzanas y las picamos en daditos más o menos regulares, sin pelarlas previamente.

    Una vez pasados los 15 minutos de cocción, destapamos el recipiente, añadimos la manzana y mezclamos todo bien.
    añadir la manzana
    Volvemos a poner la tapa a la olla y cocinamos durante 5 minutos más. Así, en una media hora, obtendrás un plato rico, rápido y muy nutritivo.

Este plato es ideal para dietas vegetarianas en las que se deja de lado la carne. Además, aunque es muy fácil de preparar, es un plato súper completo que podemos usar bien como comida ligera o bien como entrante o acompañamiento de otro más sustancioso.

Variedades de manzana

¿Sabía que existen más de 7.000 variedades de manzana? Esta fruta es una de las más populares del mundo, y tiene variedades de distintos colores a lo largo de todo el mundo. Aunque se clasifican, de momento, en manzanas rojas, verdes y amarillas. Es una de las frutas con más contenido en agua (el 85% de su composición es líquida), por lo que es ideal para elaborar distintas recetas.

Entre sus variedades más dulces podemos encontrar la red delicious. Sí, la típica manzana rojo oscuro, de un tamaño bastante considerable y con una forma ligeramente alargada. Es típica de Estados Unidos y su piel es gruesa y un poco amarga al sabor, aunque su carne es más dulce y crujiente. Es una manzana ideal para hornearla, aunque también puedes comerla al natural.

Entre las dulces encontramos también la Golden delicious, en esta ocasión de color verde. Son más dulces que sus primas rojas, y también tienen una piel más delgada. También son bastante adecuadas para hornearlas, ya que tiene una textura bastante firme. Ya tirando a un color más amarillento pero con un ligero rubor que se acerca al rojizo, encontramos la manzana Gala, de piel fina. En este caso, hornearlas no es muy buena idea, ya que en el horno perderá la mayor parte de su sabor.

Tenemos también otra categoría según su sabor, que mezcla la jugosidad dulce con un toque ácido. Hablamos de la mítica manzana Granny Smith (la primera manzana verde americana), que se utiliza especialmente para salsas y compotas. O la manzana McIntosh, originada en Canadá a finales del siglo XIX. Esta manzana es perfecta para el típico Apple Pie o tarta de manzana, ya que su carne blanca es muy aromática y jugosa.

En cuanto a las manzanas ácidas, encontramos en la lista de las más importantes la Winesap, de un tamaño más pequeño que las demás y un tanto difíciles de conseguir. No suelen comerse al natural debido a su acidez, aunque hay quien sí se atreve. Es la variedad utilizada para elaborar la sidra.

La variedad Rome, contra todo pronóstico, no proviene de Roma, sino de Ohio (Estados Unidos). Se trata de una manzana con un sabor ácido pero delicado, con una piel muy gruesa que las hace óptimas tanto para hornearlas como para comerlas crudas o elaborar sidra.

La variedad Gravenstein cuenta con más de 400 años de antigüedad y hoy en día es muy raro encontrarla. Su sabor es bastante avinado, lo que la hace ideal para preparar sidras o para hornearlas con un sabor especial.

Estas son solo algunas de las variedades que podemos nombrar. ¿Conoces alguna más? ¿Cuántas has probado?

Curiosidades de la manzana

Pese a que la manzana es probablemente una de las frutas más comunes en gran parte de los países a nivel mundial, su origen se remonta a China, concretamente a la zona montañosa de Tian Shan, situada junto a Kazajistán y Kirguistán. No fue hasta las expediciones a América cuando esta fruta se importó y se hizo tan popular en todo el territorio de Estados Unidos.

Y es precisamente en Estados Unidos donde se siembran y cosechan aproximadamente 2.500 de las más de 7.000 variedades de manzana que podemos encontrar. Se estima que para probar todas las variedades de manzana existentes deberíamos comer una distinta al día ¡durante 20 años!
Sin embargo, aunque se trata de la segunda fruta más consumida en Estados Unidos (solo el plátano la supera), entre los países productores de manzana más importantes se encuentran China, Italia, Turquía y Polonia. Estos cinco países aglutinan el 50% de la producción mundial de manzana.

La manzana es una de las frutas que mejor se conserva. Y es que puedes almacenarlas durante meses sin que pierdan frescura. Eso sí, el mejor método es colocarlas en bolsas de papel dentro de la nevera para evitar que maduren demasiado rápido.

El crecimiento del manzano también puede resultar algo lento. Desde que se planta, el árbol puede tardar entre 4 y 5 años en dar su primer fruto, que a su vez, necesita de unas 50 hojas produciendo energía para hacer nacer una manzana.

Hay quien asegura que la manzana es una ayuda excelente para limpiar los dientes, debido a su contenido ácido y a que su carne es bastante crujiente. Es una fruta, además, con un alto contenido en fibra, con efecto saciante y que ayuda a regular el tránsito intestinal. Cuenta con muy pocas calorías y muchísima agua, por lo que es perfecta para obtener un chute extra de hidratación cuando lo necesitemos. Además, nos ayuda a la prevención del desarrollo de piedras en el riñón y a reducir el colesterol.

Y la manzana no solo tiene beneficios para las personas, también lo tiene para otras frutas a las que ayuda a madurar. Es el caso del tomate verde, por ejemplo. Si necesitas acelerar su proceso de maduración, prueba a colocarlo dentro de una bolsa junto a algunas manzanas. El resultado te sorprenderá.

Ingredientes

  • 400 gramos de arroz Brillante Sabroz
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 3 dientes de ajo machados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ taza de nueces picadas
  • 800 ml de agua
  • 1 manzana y ½ verde sin pelar
  • Sal y pimienta

Autor

Brillante Brillante Brillante, te lo pone fácil

También te puede gustar