El risotto es una receta con arroz, “riso” en italiano, y uno de los platos más conocidos y consumidos de la gastronomía italiana. Si nunca has preparado un risotto casero porque piensas que su elaboración es muy complicada, ¡tenemos buenas noticias! Con algunas técnicas básicas de cocina, los productos adecuados y siguiendo el paso a paso de nuestras recetas, preparar este plato tradicional es más sencillo de lo que piensas. ¡Toma nota de las siguientes recomendaciones y comprueba por ti mismo que el secreto para un risotto perfecto está en la práctica!

Cómo preparar un risotto

1. Cocinar el sofrito

Para hacer el sofrito, también conocido como la base del risotto, añadimos aceite de oliva o una cucharada de mantequilla hasta cubrir el fondo de la cacerola y después las verduras. Lo más común es utilizar cebolla, ajo y puerro, previamente picados. Rehogamos las verduras a fuego bajo y, cuando estén doradas, podremos añadir el arroz.

sofreímos la cebolla

Paso 1: Cocinar el sofrito

2. Tostar el arroz

Este paso es clave para lograr la textura cremosa característica del risotto. Para ello, subimos el nivel del fuego a uno medio/alto y sofreímos el arroz entre 3 y 5 minutos aproximadamente, hasta que quede traslúcido.

agregamos el arroz a la sartén

Paso 2: Tostar el arroz

3. Añadir el caldo

Preparar un caldo casero no lleva mucho tiempo y la diferencia en el resultado final es notable. Con la ayuda de una olla exprés, podemos hacer un caldo casero de pollo, pescado o verduras, cuyos sobrantes, además, podemos utilizar para otras recetas. Lo cierto es que el risotto es un plato que requiere mucho mimo durante su elaboración. El truco para lograr la consistencia deseada es añadir lentamente el caldo, previamente calentado, y remover el arroz con movimientos envolventes. De esta forma, el arroz irá adquiriendo poco a poco la cremosidad que buscamos. Con Brillante Sabroz, el tiempo de cocción aproximado es de entre 18 y 20 minutos. Recuerda probar y rectificar la sal.

añadimos caldo al arroz

Paso 3: Añadir el caldo

4. Mantecar el risotto

Por último, retiramos la cacerola o sartén del fuego y mantecamos nuestra preparación. Pero ¿qué es mantecar? Consiste en incorporar una cuchara sopera de mantequilla y queso parmesano rallado y remover suavemente hasta derretir. Es clave hacerlo en caliente para que el calor de los granos de arroz funda ambos ingredientes y, así, lograr la consistencia untuosa tan propia de la receta italiana. Este paso suele omitirse si se trata de un risotto de pescado.

añadimos la mantequilla

Paso 4: Mantecar el risotto

Consejo Brillante: ¡personaliza tu risotto!

Teniendo claras las bases y la elaboración, podremos personalizar la receta a nuestro gusto. Si hay un plato que se caracteriza por combinar perfectamente con un sinfín de ingredientes, ¡ese es el risotto! Teniendo arroz, caldo, aceite o mantequilla y queso parmesano, podemos preparar una comida deliciosa con cualquier otro ingrediente que tengamos en la despensa.

Cuando vayamos a prepararlo en casa, no podemos olvidar que otra de las claves para conseguir mejores resultados es cortar los ingredientes extra en trozos pequeños. De esta forma, podrán amalgamar mejor al arroz y el plato quedará mucho más uniforme. También debemos recordar que, si los ingredientes adicionales necesitan poca cocción, debemos cocerlos en una cacerola aparte para no interceder en el tiempo de cocción del arroz. Y, eso sí, justo antes de que el risotto esté listo, combinaremos todos los elementos del plato para fusionar los sabores antes de servir.

Si quieres triunfar con el risotto casero, añade el vino a la lista de ingredientes. No es algo imprescindible, pero sí puede marcar la diferencia si elegimos la variedad de vino adecuada y sabemos cómo incorporarlo durante la cocción. Habitualmente se utiliza un vino blanco seco, se añade después de sofreír el arroz junto al sofrito, y se deja evaporar el alcohol. También es posible agregar vino tinto, siempre y cuando maride con los ingredientes de la receta en cuestión.

Un risotto para todos los gustos

Si tuviésemos que definir con una palabra la receta del risotto podríamos decir, ¡versátil! Tal y como adelantamos, se trata, sin lugar a duda, de un plato que acepta muchas combinaciones de ingredientes. Con verduras, con pescado, con carne… incluso fruta, como en este colorido Risotto de fresas. Toma nota y descubre una receta diferente para cada gusto y ocasión.

Risotto thermomix

Risotto de boletus y bimi en Thermomix

Risotto en Thermomix

Tanto para una comida cotidiana como para una ocasión especial, el risotto es un éxito asegurado. Además, teniendo en casa un robot de cocina, como la Thermomix, su elaboración es incluso más sencilla.

Hoy en día, las setas siguen siendo el ingrediente estrella cuando se trata del risotto. Si a eso le sumamos que el otoño es temporada de setas, ¡qué mejor forma de celebrar esta estación que preparando un exquisito Risotto de setas en Thermomix! Al igual que ocurre con otros platos, podemos adaptar los ingredientes y en vez de utilizar setas boletus, cocinar con cualquier otro hongo que encontremos en el mercado, como los champiñones para hacer un Risotto de champiñones en Thermomix.

Otro de los clásicos en el amplio recetario del risotto es el “risotto alla zucca”, que utiliza la calabaza como ingrediente principal. Se trata de una verdura llena de propiedades con un sabor dulce que combina muy bien con el sabor salado del queso parmesano rallado. Sigue los pasos que marcamos en la receta de Risotto de calabaza en Thermomix y disfruta de un plato delicioso, sin mucho esfuerzo y en tan solo 30 minutos.

Risotto de verduras

Risotto de champiñón, zanahoria y calabacín

Risotto de champiñón, zanahoria y calabacín

¿Buscas una receta tan exquisita como saludable? El risotto de verduras es la respuesta. Utiliza tus favoritas, las que tengas a mano, o ajusta la receta según las verduras de temporada. Alcachofas, calabacines, berenjenas, zanahorias… Con cualquiera de estos ingredientes podrás preparar un plato de diez.

El Risotto de remolacha es un manjar exquisito, de color atractivo, que gustará a todos en casa. Puedes usar remolacha fresca o comprarla ya cocida, pero, en cualquier caso, la combinación entre esta verdura y el arroz conquistará el paladar de los tuyos. Si prefieres aprovechar las verduras que tienes en el frigorífico, el Risotto de champiñón, zanahoria y calabacín es una alternativa ideal.

Risotto de carne

Risotto con chorizo

Risotto con chorizo

Otra forma de preparar un sabroso risotto casero es hacerlo con algún tipo de carne. En este caso, se puede utilizar carne fresca de ternera, de cerdo o de pollo, o productos derivados de la carne, como el bacon o la salchicha fresca.

Te animamos a que salgas de la rutina y además de las setas, pruebes una receta de risotto con ingredientes diferentes, como en este original Risotto con chorizo. Si eres un amante del jamón, entonces te encantará este Risotto de jamón con taquitos de jamón y pimiento verde.

Risotto de pescado

Es posible preparar la receta de arroz típica de Italia tanto con crustáceos como moluscos, el risotto de pescado queda delicioso con gambas, almejas, mejillones o calamares. En el paso a paso que te proponemos para preparar un Risotto di frutto di mare no son necesarios conocimientos avanzados de cocina, pero sí es importante que elijas pescados frescos. ¡Notarás una enorme diferencia!

Risotto di frutto di mare

Risotto di frutto di mare

Risotto con Vasito

¿Eres novel en la cocina? ¡No te preocupes! Desde Brillante te ofrecemos una receta fácil de risotto si es la primera vez que te animas a hacerlo. Se trata de un plato con ingredientes muy básicos, que seguro tienes en la despensa. Y si además cuentas con poco tiempo para cocinar, los vasitos de Arroz Redondo de Brillante serán tus mejores aliados.

Teniendo a mano el arroz, podrás cocinar la versión que más te guste, en función de los ingredientes que tengas en la cocina. Te animamos a que pruebes esta Receta de risotto con vasito Brillante siguiendo los consejos que mencionamos previamente.

Risotto con vasito de arroz redondo Brillante por Daniel del Toro de Masterchef

Receta fácil de Risotto con Vasito de Brillante

Cómo servir el risotto

Ten en cuenta que, si has invitado a tus amigos o familiares a comer en casa, la elaboración del risotto no termina con la preparación del paso a paso de la receta. Este plato de la cocina italiana requiere algo más, y es un emplatado adecuado que ayude a mantener su sabor y textura. Estas son nuestras recomendaciones:

  • Puedes adornar con algún tipo de hierba, como el tomillo, el orégano fresco o la albahaca y, así, además de aportar sabor, le darás a tu plato un aroma especial. También podrás decorar con los propios ingredientes del risotto, por ejemplo, gambas a la plancha en el caso del Risotto de gambas o setas frescas en el caso del Risotto de setas de temporada.
  • Para servir el risotto, ¡ten cuidado con la temperatura! Deberás servirlo en caliente y degustar inmediatamente, ya que, de lo contrario, el arroz se convertirá en una masa compacta y perderá su textura cremosa.

Una vez aprendidas estas nociones básicas de cocina y habiendo probado nuestras elaboraciones con diferentes ingredientes, ¡podrás cocinar cualquier receta de risotto! Pon a prueba tus dotes culinarias y personaliza el plato con tus ingredientes favoritos. Siempre que sigas los 4 pasos básicos de preparación, ¡el éxito está asegurado!