Comenzamos una nueva aventura con Daniel del Toro. El cocinero y comunicador gastronómico quiere aprender a cocinar las mejores paellas de capa fina. Así que, nos ponemos manos a la obra para realizar una serie que le llevará a convertirse en un especialista en este estilo de paellas.

¿Quieres aprender con él? El primer paso es conocer los utensilios que vamos a necesitar para elaborar estas paellas.

paellas de capa fina, capítulo 1

Uno de los elementos más importantes es la paella. Existen diferentes tipos: antiadherentes, de acero esmaltado, de acero pulido, etc. Y nos preguntamos: ¿qué diferencias existen entre ellas? La antiadherente, como su propio nombre indica, no deja que nada se adhiera a la paella. Da igual lo que cocinemos en ella. Y, entre el acero esmaltado y el acero pulido, la principal diferencia es el tratamiento que debemos dar a cada una. Las esmaltadas no necesitan ningún cuidado específico tras cocinar, podemos limpiarlas y guardarlas directamente. Sin embargo, las pulidas sí necesitan un tratamiento con aceite después de cocinar en ellas, para que no se oxiden. Aún así, estas son las que más le gustan a Daniel del Toro, porque son las mejores para obtener el socarrat del arroz.

Otro factor que debemos tener en cuenta a la hora de elegir la paella es el tamaño. Aunque generalmente depende de la cantidad de comensales, para la paella de capa fina no es así, ya que buscamos un arroz seco y fino, donde prime la estética. Por ello, nuestra elección es una paella de 60 cm.

Y pasamos a la parte del fuego. Encontraremos distintos tamaños y aquí lo que debemos tener en cuenta es que el paellero de gas sea siempre de menor tamaño que la paella. En nuestro caso, elegimos uno de 40 cm., para que nos sobren 10 cm. por cada lado.

Finalmente, necesitaremos una bombona. Montamos todo el set y ya lo tendríamos todo listo para cocinar nuestra paella de capa fina.

TRUCO SABROZ

En este capítulo, Daniel del Toro nos da una idea para quitar fácilmente las pegatinas a las paellas. Normalmente, las paellas traen una pegatina en el fondo y suele ser algo difícil quitarla. Para conseguirlo, Daniel nos recomienda echar agua caliente en la paella y, en unos minutos, el pegamento de la pegatina se habrá debilitado. En ese momento, la cogemos de un extremo con unas pinzas y la levantamos. Además, recordad siempre que después del cocinado es importante, al usar una paella de acero pulido, el tratamiento para mantenerla en perfecto estado:  la limpiamos bien con un chorrito de aceite y un poco de papel de cocina.