Arroz con Bacalao

numero de comensales 4
tiempo de preparacion 30
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Elaboración

  • Ingredientes para Arroz con Bacalao

  • Antes de nada, poner a hervir agua con bacalao (no el de la receta, otro extra o espinas de bacalao), cebolla, majado de perejil y ajo, con un poco de aceite de oliva, así preparamos un fumet de pescado (caldo de pescado) para este arroz con bacalao.
    poner a hervir agua con bacalaoañadir al agua, cebolla, majado de perejil y ajo

  • Se recomienda usar bacalao desalado, así, sólo tendrás que quitar las espinas y lo deshacerlo en trozos más o menos regulares. La piel puedes dejarla o no según prefieras.

  • En una cazuela pon unas tres cucharadas de aceite de oliva virgen. Corta la cebolla y el pimiento y sofríe ligeramente. Añade la cucharada de pimentón dulce y dos de tomate frito. Luego añade 4 vasos (y un poquito más) de fumet de pescado bien colado.
    sofreír la cebolla y el pimientoañadir el fumet de pescado
    añadir el tomateañadir el pimentón

  • Cuando arranque el hervor, añade el arroz (más o menos 2 vasos de arroz, la mitad de los vasos del fumet de pescado).
    añadir el arroz

  • Deja que se cueza el arroz para el bacalao durante unos 15 minutos y a continuación añade éste por encima. Luego deja 5 minutos más de cocción al arroz con bacalao, tapa para que reposase, y separa el caldero del fuego.
    añadir el bacalao

Con esta receta de Arroz con Bacalao saborearás el mar en tu plato gracias al Arroz Brillante Sabroz, una variedad exclusiva que absorbe todo el sabor de los ingredientes que le eches. Si eres amante del pescado, este es el plato perfecto para sentirte un verdadero cocinillas, y lo mejor de todo, estará listo con estos sencillos pasos. Una opción perfecta para innovar en tu dieta semanal y seguir llevando una alimentación equilibrada y nutritiva. ¡Les encantará a todos tus comensales!

Curiosidades del bacalao 

¿Sabías que el bacalao es una especie migratoria? El bacalao común o bacalao de Noruega viaja cada año alrededor de 1.000 kilómetros hacia aguas gélidas para desovar cerca del Círculo Polar Ártico. Suele vivir el resto del año al norte del océano Atlántico o en el mar Báltico. Su tamaño suele ser medio, pero algunos ejemplares pueden llegar a medir hasta dos metros y pesar 100 kilos. 

El motivo de la popularidad de este pescado es que tiene una cantidad elevada de sal, por lo que su conservación se hacía bastante fácil cuando todavía no había neveras ni congeladores. Además, gracias al bacalao en salazón podemos conservar este pescado sin problema durante meses, facilitando muchísimo su traslado para el comercio a través de grandes distancias. En España, con motivo de la Semana Santa y la prohibición de la Iglesia de comer carne, es muy común que el bacalao sea uno de los ingredientes más tradicionales y típicos en los platos que se sirven por esta época.

Además, del bacalao no solo se aprovecha la carne, sino el aceite que se puede extraer de su hígado. Se trata de un aceite especialmente rico en Omega 3, así como en vitaminas D y A. Tanto es así, que durante años el aceite de hígado de bacalao se utilizó como un remedio medicinal a modo de suplemento vitamínico, puesto que ayuda a la fijación del calcio en los huesos, sobre todo en los más pequeños.

Otro dato curioso sobre el bacalao es que es un pescado que entra en los dos tipos de categorización para estos alimentos provenientes del mar: pescado blanco y pescado azul. Por una parte, es pescado blanco porque, en estado natural y recién atrapado, fresco, no supera el 2% de materia grasa. Sin embargo, cuando es sometido al proceso de salazón, su grasa aumenta, de manera que pasa a formar parte de la categoría de pescado azul.  

“El que corta el bacalao”

El bacalao tiene su propia expresión en el refranero popular. Pero, ¿sabes de dónde proviene? Esta frase hecha tiene su origen en las colonias españolas, en las que era muy común comer bacalao en alguna de sus múltiples formas debido al hecho de que es un pescado de fácil conservación y transporte.

Es así que quien era el líder del grupo se encargaba de dividir las raciones, es decir, el que cortaba el bacalao. De ahí que esa expresión haya llegado hasta nuestros días para referirnos a esas personas que lideran o que mandan en algún grupo.

Un pescado con muchas posibilidades 

Además de ser una gran fuente de distintos elementos muy beneficiosos para nuestro organismo como el Omega 3, el fósforo, el potasio y distintas, vitaminas, el bacalao tiene muy variados usos gastronómicos, pudiéndose cocinar y consumir de distintas formas.

La más conocida es en salazón, pero también puede comerse crudo, por ejemplo, en piezas de sushi, o asado a las brasas de una barbacoa o al horno, con una variedad de especias que le dan un sabor especial.

Si lo hacemos en salsa, esta receta tiene su propia denominación de origen, el bacalao a la vizcaína (de hecho, se cree que la palabra que usamos para nombrar a este animal proviene directamente del País Vasco y el euskera), condimentado con aceite (también conocido como bacalao al pilpil, o con un gusto dulce cocinándolo con miel. Podemos hacer también, con la sobras de alguna otra receta, croquetas de bacalao, o incluso tortilla de bacalao.  

Un país donde el bacalao es muy común es en Portugal, donde el plato de bacalao a la dorada es mundialmente conocido. Aunque lo cierto es que el bacalao en Portugal también puedes encontrarlo bajo la receta de “bacalao a la portuguesa”, que incluye patatas, pimientos y cebollas junto al bacalao que se concinan en el horno, junto a un toque de pimentón.

En otros países también es un alimento muy popular, sobre todo en México, donde se sirve como cena de Navidad.  

Innova en la cocina con más recetas

Si te gusta la idea de innovar en la cocina y estás deseando probar platos tan deliciosos como este, echa un vistazo a nuestra web para encontrar más inspiración para tus recetas. Te sentirás como un chef profesional, ¡disfrutar de la cocina ahora es mucho más fácil! Prueba este Risotto di frutto di mare para sorprender a los tuyos y conquistar el paladar de todo aquel que lo pruebe con su toque marino.

Ingredientes

  • 2 vasos de Arroz Brillante Sabroz
  • 300 g bacalao (desalado)
  • Lomos de bacalao
  • Espinas para fumet
  • 4 vasos de fumet de pescado (caldo de pescado)
  • 1 cebolla mediana
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • Ajo
  • Perejil

Autor

Brillante Brillante Brillante, te lo pone fácil

También te puede gustar