Paella Valenciana

numero de comensales 4
tiempo de preparacion 50
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Elaboración

  • Preparar todos los ingredientes para elaborar esta receta de paella valenciana.

  • Dorar ligeramente el pollo y el conejo troceados menudos con unas gotas de aceite.

  • Añadir la judía troceada y el garrofón, dorar.

  • Agregar el tomate rallado y freír el conjunto. Espolvorear el pimentón.

  • Incorporar el agua caliente rápidamente y dejar cocer las carnes. Corregir el punto de sal.

  • Añadir el arroz y el azafrán y repartir homogéneamente.

  • Cocinar durante 15 minutos. Agregar el romero y dejar reposar. Servir.

¡Llega el fin de semana! Y eso solo tiene un significado….la ansiada paella de domingo. Es el momento en el que reunimos a toda la familia entorno a una buena mesa y nos da la oportunidad de compartir un grato momento, así como una deliciosa receta. En esta ocasión vamos a preparar la clásica paella valenciana, una receta que nos da nuestro querido Poli Delicious para ponerle sabor a nuestro almuerzo. ¡Adelante con Sabroz!

La paella valenciana, una receta triunfadora

Hoy te proponemos una de las recetas más conocidas de arroz: paella valenciana. Un plato que es muy habitual sobre todo los fines de semana en muchas mesas, tanto si hay algo que celebrar como si no. ¡Todo un clásico de las reuniones en familia!

La paella tiene su origen en las zonas rurales de Valencia, aproximadamente en el siglo XV, cuando los campesinos buscaban una receta fácil y económica para alimentar a sus familias. Cerca de la albufera, los campesinos utilizaban los alimentos que tenían más a mano y se cocinaban a fuego lento sobre leña de ramas de árboles como el naranjo, tradicionales de la zona y que le daban un aroma muy sabroso.

Esta receta incorpora los ingredientes más auténticos de la paella valenciana: garrofón, judía verde, pollo, conejo, tomate y azafrán. Pero existen otras variedades de paella. Si lo prefieres una alternativa a esta paella valenciana clásica puede ser una paella de verduras o si te gusta el marisco opta por cocinar una paella de marisco siguiendo nuestras instrucciones. Y si quieres darle un toque muy característico a esta receta, prueba a añadirle unos caracoles. Hay versiones de la paella valenciana que incluyen este producto. ¿A qué esperas para ponerte manos a la obra?

  • Cómo hacer una deliciosa paella como un verdadero valenciano

¡Atento a los pasos! Es el momento de alcanzar el triunfo. Lo primero que tienes que hacer es dorar el pollo y el conejo, proceso indispensable para asegurarte de que la carne está bien hecha por todos lados y que, cuando cozamos el arroz, no quede cruda. Puede parecer paso evidente, pero no lo es, y una carne cruda en la paella nunca es buena opción.

Por otro lado, tienes que saber la importancia del tomate en la receta. Al estar rallado, seguirá conservando el sabor natural de este producto, dándole mucha jugosidad. Te aconsejamos que los ralles un rato antes de incorporarlo y añadas un pelín de sal. Por último, es muy importante que añadas el agua caliente, ya que de otro modo puedes cortar la cocción del plato, perdiendo tiempo y desajustando la temperatura.

  • Un truco Brillante: ¡el garrofón!

¿No conoces este clásico valenciano! El garrofón es una legumbre básica a la hora de hacer la paella valenciana. Es una alubia blanca de gran tamaño muy jugosa, que al cocinarse consigue una textura cremosa que queda ideal cuando lo mezclamos con el arroz. Absorbe muy bien los sabores y es muy agradecida a la hora de conservarla, para lo que tan solo tendrás que guardarlas dentro de un tarro y en un lugar seco.

Aunque esta legumbre se considera uno de los clásicos de la gastronomía valenciana al estar directamente relacionado con la elaboración de la paella, ¿sabías que no es original de estas tierras? Se trata de una planta que crecía originalmente en la zona tropical del continente americano, concretamente de la zona andina y también de mesoamérica. Parece ser que a la hora de domesticar esta planta hubo dos sucesos, dependiendo de la zona en la que se hizo, que dio lugar a dos variedades distintas. El primero de ellos debió ocurrir hace unos 4.000 años en la zona de los Andes y dio lugar a la variedad Lina, un garrofón de un tamaño bastante grande. 

Por otro lado estaría la domesticación en Mesoamérica, desde México hasta Guatemala. Allí surgiría una variedad más pequeña llamada Sierva y desde allí el cultivo se extendería hacia Norte América. Fue a partir del siglo XVI cuando comenzó a cultivarse en España y en el resto de Europa. En España, su cultivo se asentó en Valencia, por lo que no es casualidad que sea uno de los ingredientes fundamentales de la paella junto al pimiento, también llegado de América. 

El garrofón es una legumbre muy rica en fibra, así como en ácido fólico, en potasio y en hierro, minerales que son fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Aun así, su componente principal son los hidratos de carbono complejos, lo que convierte a esta leguminosa en una excelente fuente de energía. 

A la hora de cocinarlo debemos tener en cuenta que su proceso de cocción es muy rápido si previamente se han dejado a remojo al menos durante toda la noche. Si es así, en una media hora o cuarenta minutos los tendrás listos. Puedes encontrarlos en formato seco, congelados, frescos o en conserva ya cocidos y listos para usar. 

Sin embargo, y aunque contiene bastantes beneficios, el garrofón no es un ingrediente que se use mucho más allá de la paella. Si quieres añadirlo en otras recetas, puedes hacerlo en salteado, o incluso en hummus.

Ingredientes

  • Arroz Sabroz 300 g
  • Conejo 360 g
  • Pollo del corral 480
  • Judías verdes 160 g
  • Tomates rallados 2
  • Garrofón 120 g
  • Azafrán
  • Pimentón dulce 1 cucharadita
  • Agua 1 lt
  • Romero
  • Aceite de oliva
  • Sal

Autor

Poli Delicious Poli Amador es cocinero desde hace más de 30 años. Bloguero en Delicious Magazine, Poli disfruta cada día en la cocina creando deliciosas recetas para El Arrocetario.

También te puede gustar