Arroz con champiñones y jamón serrano

numero de comensales 2
tiempo de preparacion 20
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Elaboración

  • ingredientes para Arroz con champiñones y jamón serrano

  •  Para comenzar nuestra receta el primer paso es poner a cocer en una cacerola los 200 gramos de arroz Brillante Sabroz en el caldo o el agua. Si no tienes caldo y has optado por hervir el arroz en agua, puedes diluir primero en ella una pastilla de caldo concentrado de verduras para darle más sabor a la cocción.
    cocemos el arroz

  • Mientras el arroz se cuece durante unos 15 minutos, iremos troceando la cebolla bien picadita, que será la base para iniciar nuestro sofrito que da sabor a este plato. Un truco para que no te lloren los ojos al picar la cebolla es hacerlo con un cuchillo lo más afilado posible para realizar cortes limpios que hagan que la cebolla no emita la molécula que nos hacen llorar. También puedes probar a enfriarla un poco en el congelador o la nevera, pero el truco más infalible es el cuchillo afilado y dejar intacta la parte de la cebolla que está más pegada al rabo del vegetal.

  • Tenemos que estar muy pendientes de la cocción del arroz, puesto que en este tipo de recetas el tiempo es oro y una de las claves del éxito. Cuando el agua rompa a hervir debemos bajar la intensidad del fuego a un fuego medio-lento para evitar que el agua o el caldo se evapore demasiado rápido y el arroz quede duro, crudo o incluso pegado a la olla.

  • En una sartén ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva y, cuando la sartén y el aceite estén calientes, rehogamos la cebolla que previamente hemos cortado.
    añadimos un litro de aguaañadimos la cebolla a la sartén

  • Escurrimos los champiñones laminados de la lata para que al incorporarlos a la sartén no salten y así evitar salpicaduras.

  • Una vez que la cebolla haya cogido color, añadimos los champiñones a la sartén.

  • Después de unos minutos, tanto los champiñones como la cebolla estarán en su punto y podemos añadir los taquitos de jamón.

  • Echamos sal al gusto en nuestro sofrito, teniendo en cuenta que el jamón ya lleva sal. Debemos de ser cuidadosos con la cantidad en este punto si no queremos pasarnos, aunque siempre puede corregirse añadiendo un poco de agua extra que dejemos evaporarse. añadimos los champiñones

  • Por último, añadimos el tomate frito a nuestro sofrito que acompañará al arroz. También podemos poner tomate triturado natural para darle un toque más casero. Hay quien lo prefiere, aunque con el tomate triturado natural podemos tener un punto de acidez en la receta. Si optas por este ingrediente puedes añadir una pizca de azúcar para corregir esa acidez si quieres.

  • El siguiente paso es mezclar todos los ingredientes bien en la sartén y reservarlos hasta que el arroz esté en su punto de cocción.
    añadimos el tomate frito

  • Comprobamos que el arroz está listo. Para saber si ha llegado a su punto de cocción, debe tener un color homogéneo blanco y que el grano no está agrietado a lo largo ni tiene aspecto agrietado. Si es necesario, lo escurriremos un poco para eliminar el posible caldo que no se haya evaporado del todo.

  • Añadimos el arroz a la sartén con nuestro sofrito con cebolla, champiñones, jamón y tomate, mezclamos todo bien y ¡voilá!

  • El plato final será un arroz meloso muy sabroso y solo nos queda disfrutar de este plato tan rápido, fácil y delicioso. añadimos el arroz cocido

Trucos para un arroz perfecto en su punto

Como hemos dicho en los puntos de elaboración de la receta, uno de los trucos clave para hacer un arroz perfecto y en su punto es cogerle la medida al fuego. Primero ponemos el agua o el caldo a fuego alto hasta que rompa a hervir y, tras añadir el arroz y comprobar que haya vuelto a hervir, bajaremos el fuego de medio a lento para que siga haciendo el famoso “chup chup” y evitar que el agua o el caldo desaparezca y el arroz se pegue a la cacerola. 

Además, si queremos que nuestro arroz tenga todavía más sabor podemos añadir un paso previo a nuestra receta con un ingrediente estrella: el ajo. Laminamos un diente de ajo muy finito y lo sofreímos ligeramente junto con el arroz crudo antes de poner el caldo. El resultado será un arroz con un sabor más potente debido a ese toquecito de ajo. 

¿Remover o no remover? He ahí la cuestión. Una de las dudas más frecuentes cuando hacemos arroz es si remover el arroz o no una vez que está cociendo. La respuesta es clara: no. Una vez que el arroz ya está hirviendo lo ideal es que haga chup chup al fuego más bajo posible y desde ahí empezar a contar el tiempo de cocción, que depende del tipo de arroz y de receta. Mientras tanto puedes dedicarte a los otros pasos de la elaboración de la receta o incluso ir recogiendo la cocina para ahorrar tiempo. 

Curiosidades

Para elaborar este plato también puedes optar por champiñones naturales y laminarlos tú mismo al gusto. ¿Sabías que son uno de los alimentos con más nutrientes? Sin embargo, al cocinarlos hay algunos elementos que se pierden. La mejor forma de cocinarlos y aumentar su valor nutricional es con un chorrito de aceite de oliva. 

Si te decantas por esta opción de champiñones al natural, para asegurarte de que eliges los mejores debes escoger los que huelan a tierra. Este olor te asegura que son frescos. Para conservarlos y evitar que acumulen humedad lo mejor es guardarlos dentro de una bolsa de papel en la nevera.

Comer champiñones nos proporciona muchos beneficios. Sin embargo, debemos de tener cuidado a la hora de cocinarlos. Comerlos crudos puede llegar a ser tóxico, pero tranquilo porque bien cocinados nos proporcionan muchos de los nutrientes que este hongo obtiene del suelo en el que crece. 

La mayoría de los hongos son ricos en vitaminas, especialmente en el complejo B, así como en minerales tales como el potasio, el calcio o el fósforo. Aunque no sustituye todas las proteínas de la carne, el champiñón es una de las mejores fuentes de este nutriente que podemos comer si eliminamos este alimento de nuestra dieta. Además, especialmente los champiñones contienen selenio, un mineral con propiedades antioxidantes que pueden ayudarnos a prevenir algunos tipos de cáncer.

Ingredientes

  • 1 vaso de arroz Brillante Sabroz (unos 200 gramos)
  • 1 cebolla
  • 1 paquete de taquitos de jamón serrano
  • 1 lata de champiñones laminados
  • 1 lata de tomate frito natural
  • 1 litro de agua o de caldo de verduras
  • 1 pastilla de caldo concentrado de verduras (si no tenemos caldo en sí)
  • Sal
  • Aceite de oliva

Autor

Brillante Brillante Brillante, te lo pone fácil

También te puede gustar